Publicidad

¿Qué convierte a un planificador en un gran planificador?

¿Qué convierte a un planificador en un gran planificador?El trabajo de planificador en una agencia de medios es una labor compleja en la que se entrelazan múltiples responsabilidades. Helge Tennø, planificador de la agencia noruega SDG, desgrana en el portal 180/360/720 las ocho características básicas del trabajo de un gran planificador:

1. Los planificadores no son exploradores, son inventores
La planificación no es excavar un terreno a la búsqueda de algo que ya existe. Es cavar y buscar algo que no existía hace cinco minutos. Si el planificador no aporta novedades, está haciendo perder el tiempo y el dinero a sus clientes.

2. Nadie escucha a los planificadores
Los planificadores no alardean de sus propios conocimientos como una muestra de su brillantez. Su labor es dar poderes a otros. Si los clientes no encuentran útiles los conocimientos del planificador, éste está simplemente perdiendo el tiempo.

3. Los planificadores respetan a los demás
Los planificadores no son nunca las más personas más importantes de una reunión. No son excelentes y no toman parte en todas y cada una de las partes que conforman el proceso creativo. Un planificador forma parte de un equipo y su labor es facilitar al máximo la labor de sus compañeros y saber incluso cuándo debe quitarse de en medio.

4. Las empresas llegan a acuerdos, los clientes no
Es fácil crear estrategias para empresas. Al fin y al cabo, las compañías son un puñado de personas a la espera de una respuesta lo suficientemente buena para su equipo de dirección. Las empresas son políticas y son capaces de llegar a acuerdos. Los clientes, por su parte, no llegan a acuerdos porque no tienen tiempo. Hay que ganárselos en milésimas de segundo. De lo contrario, el planificador corre el riesgo de perderles de vista para siempre.

5. Los planificadores escuchan
Los buenos planificadores son básicamente personas curiosas que escuchan a los demás porque están más interesados en la sabiduría de otras personas que en la suya propia.

6. Los planificadores no tienen formato
En la planificación de medios es más importante la manera de comunicar una estrategia que la manera de presentarla. No son las cifras y los hechos lo que conquistan al cliente, sino las historias que se le cuentan. Por ello, los planificadores necesitan ser buenos a la hora de contar historias y de buscar analogías y olvidarse de las aburridas presentaciones en PowerPoint.

7. El trabajo del planificador es minimizar riesgos
El riesgo es a menudo citado con uno los factores clave para hacer prosperar un proyecto creativo. Sin embargo, es un falso mito. El riesgo es sinónimo de inseguridad, de no tener las respuestas que dan al cliente la confianza que necesita para ver la opción más arriesgada como la opción más segura. Los clientes no tienen necesidad de asumir riesgos y los planificadores no deben tampoco imponérselos.

8. En la planificación de medios hay matices
En la planificación de medios, nada es blanco ni negro. Es una profesión de matices.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir