Publicidad

¿Son los publicitarios una especie en peligro de extinción por culpa del anticonsumismo?

¿Son los publicitarios una especie en peligro de extinción por culpa del anticonsumismo?Los expertos no se cansan de advertir de que las nuevas tecnologías verdes no bastarán para salvar al deteriorado medio ambiente. Para redimir a nuestro castigo planeta, se necesita ir un paso más allá. Y ese paso más allá implica renunciar al consumo.

El anticonsumismo está cada vez de moda y es una tendencia que promete no sólo echar una mano al medio ambiente sino también a nosotros mismos. Consumir menos nos hace más felices, aseguran los que se han subido al tren del anticonsumismo.

E incluso por las cabezas de quienes todavía no lo han hecho rondan cada vez más a menudo preguntas como éstas: ¿necesito realmente más de todo?, ¿está bien comprar cosas cuya producción hace sufrir a otras personas?, ¿acaso no es más “cool” no tener nada?

Lo que está claro es que hay alternativa al consumismo despiadado al que estamos acostumbrados. Prueba de ello es el florecimiento de la denominada “Shared Economy”. Muchos consumidores comparten ya su coche para ahorrar gasolina y de paso dar un respiro al planeta, recurren a los numerosos portales de intercambio en internet y compran smartphones producidos de manera verdadera “justa”. Ahí está el teléfono inteligente FairPhone para demostrarlo

Todas estas cosas suenan interesantes, pero no tanto si es el que las escucha es un publicitario. Si el consumidor renuncia al consumo, ¿qué les queda a los profesionales de la publicidad? La pregunta a esta pregunta parece más bien un desafío, pero en realidad se trata también de una oportunidad, afirma Stefan Kolle en Handelsblatt.

El anticonsumismo implica centrarse no tanto en aquello es barato sino en lo que es bueno y sobre todo supone diferenciar entre lo que queremos y lo que necesitamos. Y por eso abre un amplio abanico de posibilidades para las marcas que apuestan por la producción artesanal, sostenible y más “lenta”.

Estas marcas han vivido hasta ahora en un reducido nicho, pero los publicitarios pueden ayudarlas a pegar el estirón. Al fin y al cabo, y sin comunicación de por medio, el consumo sostenible no terminará nunca de echar raíces en la sociedad.

Por eso, los publicitarios que hoy se atrevan a hincar el diente a esta tendencia tienen en realidad muchas posibilidades de ir un paso por delante del resto en el futuro.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir