Publicidad

10 inolvidables ejemplos de "product placement" (metidos a veces con calzador)

productEl cine, la televisión, los videoclips musicales, los videojuegos… El "product placement" echa sus tentáculos allí donde le dejan y sale casi siempre airoso. Bien es cierto que a veces peca de excesivamente descarado, pero metido con calzador o no, el emplazamiento de producto es una fórmula publicitaria a la que el paso del tiempo no ha ajado ni mucho menos sino todo lo contrario.

Cuando se hace bien, el "product placement" gana por goleada en eficacia a los sacrosantos spots televisivos y, en vista de sus excelentes resultados, los anunciantes siguen gastando a manos llenas en esta fórmula.

No en vano, el “product placement” es un auténtico maestro echando raíces en la memoria del espectador. A continuación, y de la mano de HubSpot, repasamos 10 inolvidables acciones de emplazamiento de producto:

1. Pizza Hut, Doritos, Reebok, Nuprin y Pepsi en El mundo de Wayne (1992)
Es probablemente el emplazamiento de producto más absurdo de la historia del cine, pero esa escena de El mundo de Wayne en la que Mike Myers se mofa del “product placement” hablando de los buenos que son los productos de hasta cinco marcas diferentes es simplemente gloriosa.

2. Reese’s Pieces en E.T., el extraterrestre (1982)
Reese’s no se gastó en realidad un céntimo para que sus caramelos de crema de cacahuete se colaran en la inolvidable película de Steven Spielberg, pero invirtió un millón de dólares en publicidad asociada al filme. En un principio, Spielberg quería que fueron los M&M’s de Mars los que salieran en E.T., pero la multinacional se negó y Hershey, dueña de la marca Reese’s, vio ante sus ojos la oportunidad del siglo. No en vano, los beneficios de la compañía se incrementaron en un 65% gracias a aquel afortunado emplazamiento de producto.

3. Coca Cola, Miracle Whip, Polaroid, Virgin Mobile y muchas más marcas en el videoclip de Lady Gaga “Telephone” (2010)
En este videoclip, de 9 minutos de duración, vemos desfilar muchísimas marcas (algunas metidas claramente con calzador). Sin embargo, sólo una cuantas se rascaron de verdad el bolsillo para aparecer en el vídeo. Las latas de Coca-Cola que luce Lady Gaga a modo de rulos en el videoclip son, por ejemplo, única y exclusivamente un guiño a su madre, que echaba mano también de este sorprendente truco de belleza en los 70.

4. Heineken en Skyfall (2012)
Heineken pagó la friolera de 45 millones de dólares por hacerse hueco en la película de James Bond Skyfall. Convencer a los productores de la saga del agente 007 de que el bueno de Bond bebiera cervezas en lugar de martinis le salió carísimo a la marca holandesa, pero parece que el desembolso mereció la pena, puesto que ha vuelto a repetir recientemente en Spectre.

5. BMW en GoldenEye (1995)
James Bond fue fiel a Aston Martin hasta en que 1995 un fastuoso BMW Z3 Roadster se cruzó en su camino. A BMW su “matrimonio” publicitario con 007 le costó 13 millones de dólares, que recuperó, no obstante, de sobra. Generó 240 millones de dólares sólo en ventas anticipadas del bólido que James Bond conduce en GoldenEye.

6. BMW en The Italian Job (2003)
La verdadera estrella de The Italian Job no es ni Mark Wahlberg ni Edward Norton ni Charlize Theron sino el BMW Mini Coooper. Gracias a la espectacular persecución que este modelo protagoniza en la película, BMW dio un empujón a su ventas del 22%.

7. Ray-Ban en Risky Business (1983)
Nadie diría, en vista de su actual popularidad, que Ray-Ban estuvo un día a punto de acabar en el cementerio. La famosa marca de gafas de sol esquivó a la parca, que allá por los años 80 tenía adosada a la espalada como una lapa, gracias a la película Risky Business. Su presencia en este filmó se tradujo en unas ventas de 360.000 pares de gafa del modelo “Wayfarer”. Tres años después de Risky Business, en 1989, Ray-Ban volvió a posarse sobre los ojos de Tom Cruise en otra película: Top Gun. En este filme era, no obstante, otro modelo el que acaparaba todos los flashes: el modelo “Aviator”.

8. Volvo en el videoclip “Leave The World Behind” de Swedish House Mafia
Más que un videoclip dedicado a la mayor gloria de la música de Swedish House Mafia, “Leave The World Behind” parece más bien un anuncio de 4 minutos de duración de Volvo. En realidad la marca sueca no aparece más de dos segundos seguidos en el videoclip, pero lo hace de manera tan exquisita, que todas y cada de sus apariciones se quedan grabadas a fuego en la retina del espectador.

9. Marlboro, Coca-Cola y KFC en Superman (1980)
En esta película la mayor parte de emplazamientos de producto son bastante sutiles, pero los de Marlboro, Coca-Cola y KFC llaman inevitablemente la atención.

10. Manolo Blahnik en Sexo en Nueva York
La obsesión de Carrie Bradshaw con los zapatos de Manolo Blahnik (conocidos popularmente como “manolos”) convirtió en su día al diseñador español en una de las marcas más codiciadas por los “fashionistas”. Eso sí, Carrie no le era del todo fiel a Manolo Blahnik. Sus pies tenían “affaires” con todo tipo de marcas, también con Jimmy Choo, por ejemplo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir