Publicidad

Cómo ser un genio de la palabra: aprendiendo a ser un buen "copy"

3 claves para escribir (marketeramente) como los ángeles y ser un "copy" celestial

copyEn el marketing y la publicidad las palabras son certeras flechas que se quedan clavadas en el corazón del consumidor y que en último término consiguen también abrir de par en par su cartera. Son los superpoderes del “copywriting”.

Para ser un buen “copy” hay que ser un híbrido de escritor y psicólogo. Quienes tienen a bien dedicarse profesionalmente al “copywriting” deben ser capaces de alumbrar frases claras y concisas. Y ya embutidos en el traje de psicólogos están obligados también a pensar como lo haría su target. Un buen “copy” se toma la molestia de comprender al público objetivo con el que trata de conectar y también de empatizar con él.

Para hacer una buena labor de “copywriting” hay que engendrar textos que se las ingenien para conseguir tres cosas de manera simultánea: que el consumidor fije su mirada en ellos, que los lea y que confíe eventualmente en su contenido.

Un buen “copy” se rige, si hacemos caso de HubSpot, por estos tres principios:

1. Se concentra en un único deseo del consumidor y se agarra a él como a un clavo ardiendo

Las personas compran cosas espoleadas por los deseos que hay alojados en sus entrañas. Sin embargo, en el “copywriting” es preferible jugárselo todo a la carta de un único deseo, para concentrar allí toda la fuerza de las palabras.

Una vez el “copy” ha elegido el deseo del que ha decidido colgarse del brazo, debe asegurarse de que éste sea visible en sus textos, debe repetirlo varias veces valiéndose para ello de términos sinónimos y debe conseguir que el deseo de marras suene lo más realista posible (sin caer en ningún caso en la exageración).

2. Escribe textos que no parecen anuncios

Para que el consumidor se digne a fijar la mirada en un texto comercial éste no debe parecer un anuncio y  debe ser capaz de metamorfosearse en otra cosa, en algún otro formato (no publicitario) en el que el target confíe (un libro o una revista, por ejemplo).

En el “camuflaje” de los anuncios tiene asimismo muchísimo impacto el lenguaje y el tono utilizados, que deben resultar cercanos y comprensibles al público objetivo (que huye, dicho sea de paso, como de la peste de la jerga).

3. Genera contenido valioso

Si el contenido salido de la pluma del “copy” reporta valor añadido al consumidor, éste acabará tarde o temprano depositando en él su confianza.

A fin de que el valor alojado en las palabras entre por los ojos al consumidor es preciso resaltar de alguna manera ese valor, pertrecharlo de palabras claras y concisas, y ser de alguna accionable (que el target esté realmente en disposición de poner ese valor en práctica).

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir