Publicidad

4 lecciones que la publicidad puede aprender de Hollywood para robar tiempo a la gente

4 lecciones que la publicidad puede aprender de Hollywood para robar tiempo a la genteNació en Brasil, pero PJ Pereira ha forjado su refulgente carrera como publicitario, jalonada de premios, a unos cuantos miles de kilómetros de su patria chica, en Estados Unidos.

Las agencias DM9DDB, Click y AKQA fueron testigos del sueño americano de Pereira. En 2008, y ya encaramado a la cúspide creativa, Pereira oteó el horizonte, raso y apacible, y decidió que era el momento de surcar el firmamento publicitario a bordo de su propia agencia: Pereira & O’Dell.

En esta agencia, en la que Pereira ejerce de director general creativo, este brasileño internacional ha tenido la oportunidad de explorar a conciencia la vasta galaxia publicitaria y conquistar también unos cuantos hitos. Su agencia fue, por ejemplo, la primera en hincarle el diente a un premio Emmy por la miniserie The Beauty Inside para Intel y Toshiba.

La nave publicitaria de Pereira se ha posado esta tarde en San Sebastián para intentar responder en el marco del Día C del Club de Creativos a una intrigante pregunta: ¿y si la publicidad se hubiera inventado hoy?

En los tiempos que corren los consumidores son dueños de su propio tiempo y no quieren invertir ese tiempo viendo publicidad, apunta Pereira. “El hecho de que las marcas y los publicitarios ya no puedan comprar tiempo ha cambiado radicalmente y para siempre la publicidad”, dice Pereira.

“Hoy en día nuestro trabajo es más complejo, pero también más interesante”, asegura Pereira. “A la hora de medir el sacrosanto ROI, debemos tener en cuenta dos variables: el dinero del anunciante y el tiempo del consumidor”, añade.

4 lecciones que la publicidad puede aprender de Hollywood para robar tiempo a la gente

¿Y quién se las ha ingeniado siempre estupendamente para robar su tiempo al consumidor y al mismo tiempo amasar una fortuna? Hollywood. De la meca del cine Pereira ha tomado prestadas unas cuantas lecciones:

1. Primero sé interesante, después preocúpate de ser eficaz. Esta máxima, inspirada en Hollywood, queda ejemplificada a la perfección en esta campaña para Chipotle.

2. Piensa en temporadas. Si las marcas piensan en temporadas (como las series de televisión), pueden optimizar costes y aprovechar el público ya generado. “Desafortunadamente pocas marcas se atreven con las segundas partes y desaprovechan recursos. Cuando algo funciona, ¿por qué no repetirlo?”, se pregunta Pereira. Un ejemplo de que, publicitariamente hablando, las segundas partes (las temporadas en definitiva) pueden ser buenas, es Batman: La LEGO película (y también, cómo no, la aclamada serie The Beauty Inside, alumbrada por la agencia de Pereira).

3. Gasta el dinero de manera distinta, pon el acento en la producción y no tanto en los medios. Que la producción, esa que tantísima importancia tiene para Hollywood, es también un “must” en la publicidad  lo deja a las claras el branded film Lo and Behold dirigido por Werner Herzog. Cuando se lanzó esta película, detrás de la cual estaba Netscout, todos ganaron dinero a manos llenas, recuerda Pereira. “Y ganaron porque sus ingredientes estaban muy bien equilibrados y la película supo fusionar calidad, arte y elementos comerciales”, apostilla. Desde el punto de vista de Pereira, “hay que atreverse a gastar el dinero de forma diferente”, dice.

4. ¿A quién le importa? A Pereira alguien con muchísimo nombre en Hollywood le dijo una vez que las ideas no tenían importancia. “Ahí fuera hay ideas por doquier, lo verdaderamente complicado es encontrar personas capaces de convertir tales ideas en algo que funcione”, apunta Pereira. “Crossroads”, una campaña para Coca-Cola que habla sin tapujos del espinoso asunto de la homosexualidad entre adolescentes, es prueba más que palpable de que las personas son las que hacen grandes las ideas. Fue Dustin Lance Black, ganador de un Oscar por Milk, quien dirigió este emocional anuncio, recuerda Pereira. Y su prestigio y su talento impregnaron inevitablemente de éxito esta campaña.

Pereira cree que “necesitamos un nuevo pacto y replantearnos nuestras estructuras, que están ancladas en el pasado, y para eso debemos actuar más como Hollywood”.

Para conseguir ese nuevo pacto, hay que cambiar el concepto de propiedad y hacer un rebranding del concepto de “branded”. “Si la marca y el branding no es demasiado obvio y tienes una buena idea entre manos, no pasa nada”, dice Pereira. “Branded” es un concepto que tendemos a desafortunadamente a criminalizar. “Todo aquello que tiene parapetada una marca detrás (por muy bueno que sea) parece de segunda clase “, indica el creativo brasileño. Pero esto tiene que cambiar, recalca Pereira.

“Si no somos  capaces de cambiar y dar una vuelta de tuerca a nuestra industria, estamos condenados a morder el polvo”, indica Pereira. “Si la publicidad se hubiera inventado hoy, se haría desde luego de manera radicalmente distinta a como se ha venido haciendo hasta ahora”, concluye.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir