Publicidad

5 consejos para los aspirantes a creativos

5 consejos para los aspirantes a creativosLas galas de premios y las series de televisión como Mad Men ha hecho que, cada vez más, la gente se de cuenta del glamour de la industria publicitaria y, probablemente, no haya un papel más inspirador, frustrante y, a veces, atractivo, que el de un creativo publicitario.

Los creativos de publicidad suelen dividirse en dos ramas. Los copywriters, que son los responsables de crear los conceptos creativos y escribir los textos para los anuncios (si hacen falta); y los directores de arte, que trabajan con los copys para modelar las soluciones visuales a los problemas creativos.

Pero los creativos no son los encargados de todo el proceso de creación publicitaria. Trabajan con equipos con directores de cuentas, productores, directores de proyecto, planificadores de marca y otros profesionales que supervisan el trabajo creativo y de marca para los clientes.

Para una campaña típica, los planificadores de marca y los directores de cuentas destacan unos objetivos específicos para completar la estrategia de comunicación completa de un cliente. Los directores creativos tomarán estos objetivos, los briefs creativos, y trabajarán con sus equipos creativos para crear una serie de ideas que ofrecer a los clientes. Cuando se aprueban las ideas, el director creativo será el que dirija la ejecución de la campaña.

Para que los aspirantes a este tipo de profesiones logren hacerse un hueco en la industria publicitaria, Mashable ha publicado cinco consejos, de parte de algunos de los mejores creativos de esta industria.

1. Prepárate (y también tu portfolio)
El porfolio probablemente sea la parte más importante de cualquier aspirante a copy, director de arte o director creativo. Cuando crees tu book, ten en cuenta estos puntos:
• Muestra tu mejor trabajo. “Cuando estás empezando, es tentador poner un montón de cosas en tu portfolio” dijo Alex Brownstein, senior copywriter de Y&R. “Mi consejo es que pongas sólo las cosas en las que eres realmente bueno. Es mejor tener un porfolio pequeño pero bueno que uno grande y mediocre. Incluso aunque ya hayas producido un anuncio, no lo pongas en tu portfolio a no ser que sea bueno. El trabajo producido sólo impresiona si es de calidad”.
• Muestra el tipo de trabajo que quieres hacer. “Llena tu porfolio con el tipo de trabajo que quieras hacer, aunque no sea necesariamente el que ya has hecho”, dice Brownstein. “Si quieres algo llamativo o divertido, asegúrate de que lo enseñas. Es difícil que consigas trabajo en una cuenta que hace trabajos irreverentes si tu book está lleno de de anuncios sentimentales o sensibles”.
• Experimenta. Muchos profesionales han manifestado su rechazo a los porfolios “seguros”. “Odio ver porfolios de estudiantes llenos objetos publicitarios”, dijo Cris Clarke, director creativo en LBi, “Los anuncios no son suficientes, muéstrame experiencias y contenidos, no un montón de pósters y etiquetas”. Piensa más allá, prueba con diferentes medios, emplazamientos creativos y tácticas de guerrilla. Brownstein sugiere que los aspirantes a creativos deberían “juntar a un grupo de amigos y pasar la tarde haciendo algo. Ni siquiera necesitas un equipo profesional. Con el nuevo iPhone o los Android puedes grabar en HD”.
• Se receptivo al feedback. Si estás empezando en la publicidad, o estás volviendo al mercado después de unos cuantos años, querrás mostrar tu porfolio a cuanta gente te sea posible. Por ello, “ábrete a los comentarios sobre tu trabajo”, dice Steven Nasi, vicepresidente y director de McCann Erickson. “Acepta todo lo que la gente a la que enseñas tu book dice de ti, reflexiona sobre ello, decide qué es útil y actúa sobre ello. Saber cómo mostrar tu trabajo es una cosa, pero aprender a escuchar, sintetizar e incorporar el feedback que recibes puede ser incluso más importante”.
• Invierte en tu propio desarrollo. “No se trata sólo del libro”, subraya James Cooper, vicepresidente senior y director creativo interactivo de Saatchi & Saatchi. Cooper aconseja a aquellos que intenten entrar en la industria que pasen un año viajando, o trabajado en “otro lugar que no sea una agencia de publicidad…si quieres destacar y aguantar bastante tiempo necesitas equivocarte primero”.

Karen Ingram, directora creativa asociada de McCann Erickson, coincide con Cooper al sugerir que los aspirantes a creativos trabajen desarrollando un amplio conjunto de capacidades. “Aprende a crear algo desde la nada, con tus propias manos. El futuro está en el desarrollo de los productos de marcas, lo que significa que hacen falta tanto habilidades prácticas como teóricas”, dice Cooper. Ingram también anima a la diversidad, “me gusta oír que los chavales tienen diferentes habilidades, un diseñador que también puede hacer AI. Un escritor que sabe utilizar Photoshop. El paisaje en el que trabajamos está fluctuando todo el tiempo, y es necesario tener una variedad de capacidades que puedan ser aprovechadas en cualquier situación. No te encierres en tu papel, se flexible”.

Nasi y Cooper también enfatizaron la importancia de seguir en contacto con la cultura popular. Lee libros, ve películas, escucha música, lee las columnas de cotilleos y acude a exposiciones de arte o festivales de música. “Entrelazar las marcas y la cultura popular es la clave”, dijo Cooper.

2. Encuentra la agencia adecuada
Tan importante como mostrar el tipo de trabajo que quieres hacer, y no necesariamente el que has hecho, como se decía en el anterior punto, es importante buscar una agencia que se ajuste a ti, tanto en términos de cultura como en el tipo de trabajos que llegarás a crear. “Debes mirar las agencias que hay e identificar aquellas que hacen el tipo de trabajo que tú quieres hacer. Luego, ve a por ellas, y sólo a por ellas”, afirma Brownstein.

Identifica los directores creativos y las marcas con las que más te gustaría trabajar, más que la agencia de más renombre o la primera que te ofrezca un trabajo. Querrás tener la oportunidad de crear un trabajo que pueda hacer que tu porfolio sea mejor en el futuro.

3. Llama su atención
Las mesas y las bandejas de entrada de los directores creativos están constantemente saturadas con porfolios de aspirantes a un trabajo. Por muy bueno que sea tu book, si nadie lo mira te costará que alguien llegue a contratarte. La entrega de tu porfolio también es una gran oportunidad para mostrar tus habilidades creativas.

El método que Brownstein utilizó para buscar su último trabajo es un buen ejemplo. Creó una campaña en AdWords por seis dólares con los creativos de Y&R como objetivo. Mike Germano, presidente y director creativo de Carrot Creative, recordó también un candidato que llamó su atención en la feria Creative Dumbo. Un joven le dio un disco zip diciéndole que en él encontraría su CV y “otros trabajos importantes”. “A la mañana siguiente, lo metí en mi ordenador y, no sólo había un PDF con su CV, sino también una carpeta llamada ‘porno’. Me pregunté si ese tío iba en serio y por curiosidad hice clic en ella. Dentro habría un documento titulado ‘sólo era una broma’. Me hizo sonreír, llamó mi curiosidad y mostró su personalidad”, dijo Germano.

Otra estrategia interesante es la que utilizaba Ingram. Creó su propia serie limitada de postales que también servían como tarjeta de negocios. “Solía llevar un catálogo entero así la gente podía elegir, era como dar a alguien una pieza de arte en lugar de una tarjeta más de los miles que tenían y que meterían en un cajón y olvidarían. Lo mejor es que mucha de la gente a la que le daba mis tarjetas las colgaba en sus despachos”.

4. Clava la entrevista
La entrevista es una oportunidad de discutir y conseguir un feedback sobre tu trabajo, además de ver cómo encaja tu personalidad con la agencia.

Ingram sugiere que los aspirantes “seleccionen algunos de sus proyectos favoritos y piensen lo que les gusta sobre ellos además del papel que jugaron en ese proyecto. Que hablen sobre el proceso de trabajo en él, también. Cuando hablo con la gente estoy más interesada en cuáles son sus hábitos de trabajo que en cuántos premios han ganado”.

Además, como apunte, insiste en que nadie debería ir a una entrevista sin imperdibles. “Nunca sabes cuándo tu vestido súper elegante puede sabotearte. Yo lo aprendí a las malas”. Aunque el código es bastante más informal en las agencias que en otro tipo de empleos, la higiene personal es crítica.

5. Sigue con el buen trabajo una vez hayas sido contratado.
Si has llegado hasta aquí, enhorabuena, entrar en la industria de la publicidad por el área creativa no es fácil. Pero ahora empieza el auténtico trabajo.

Eric Andrade, un antiguo copy que ahora trabaja como productor ejecutivo en R/GA afirmó que “una cosa que ayuda es entender el papel de cada uno de los miembros de tu equipo, esto ayuda a darle una perspectiva a tu creatividad, y las restricciones te fuerzan a ser más creativo en la manera en que desarrollas tus conceptos”.

También debes continuar trabajando en tu propio desarrollo. Construye tus otras habilidades, sobretodo las de presentaciones. A medida que avanzas, “harás más presentaciones ante tu jefe, tus clientes o tus compañeros, y si no estás cómodo haciéndolo se te notará”, afirma Steven Nasi.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir