Publicidad

5 cosas que el dinero no puede comprar y que necesitará para sobrevivir en la publicidad

moneyEl universo de la publicidad dista mucho de ese glamouroso mundo que algunos nos intentan vender en las series de televisión y en las películas. En realidad la publicidad es como cualquier otra profesión. Tiene sus cosas buenas y también sus cosas malas. Hay gente maravillosa, pero también personas absolutamente aborrecibles. Hay lugares en lo que es un auténtico placer trabajar y otros que son literalmente el infierno en la Tierra.

Y como en cualquier otra profesión, los bienes para preciados para sobrevivir y prosperar en la publicidad no se pueden comprar ni regalar. Son bienes que vienen de la experiencia y de muchas horas de trabajo.

Si está a punto de zambullirse en ese océano lleno de tiburones que es la publicidad, le recomendamos que se pertreche de los elementos básicos que propone a continuación About.com. Eso sí, ¡tenga en cuenta que no podrá comprarlos con dinero!

1. Una gruesa coraza
Ya trabaje en el departamento creativo, en el departamento de cuentas, en el departamento de producción o en el departamento de tráfico de una agencia de publicidad, se verá obligado a defenderse de ataques que le vendrán de todos los flancos como si fuera un gladiador luchando contra las fieras en un estadio romano. En una agencia de publicidad, echarán por tierra sus ideas, le gritarán y tratarán de avergonzarle. Pero no se lo tome a mal. En realidad no es nada personal. Si se pone encima una gruesa coraza, saldrá vivo de los embistes de las “fieras”.

2. Tiempo
Una vez aterrizado en el universo de la publicidad, no tardará en darse cuenta de que le falta tiempo para cumplimentar de manera verdaderamente satisfactoria todas las tareas que le encomiendan. No hay tiempo. Esa es la realidad. Tarde o temprano se dará cuenta de ello y aprenderá a confiar en sus instintos para dedicar a cada uno de los trabajos que tiene asignados el tiempo adecuado sin volverse loco. Su experiencia le ayudará poco a poco a domesticar el tiempo.

3. Contactos
En la publicidad lo importante no es lo que uno sabe sino a quien uno conoce. Es importante tener amigos, sobre todo amigos bien posicionados. Por eso, es recomendable dejarse ver en eventos del sector y hablar con la gente. Eso sí, procure dejar la arrogancia y la condescendencia en la puerta. Así no ganará contactos sino enemigos.

4. Premios
El universo de la publicidad está plagado de festivales que reparten premios. En algunos de estos festivales una inscripción (pagada claro está) es prácticamente sinónimo de premio, pero en otros no valen los trucos (económicos) y los galardones no pueden comprarse. Para triunfar en Cannes Lions hace falta dinero para inscribirse, sí, pero si no hay una buena idea de por medio, no tenemos nada que hacer.

5. Confianza
Algunos publicitarios se estrenan en la publicidad irradiando confianza, otros lo hacen llenos de dudas. Pero lo importante no es como uno comienza sino como desarrolla su confianza. Una confianza que tiene que “engordar” a largo de los años, no “adelgazar”. De lo contrario, lo tendremos muy difícil para enfrentamos con suficiente vigor y valentía a los que proyectos que nos encomienden.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir