Publicidad

5 meteduras de pata publicitarias que nos ha dejado la historia de la Super Bowl

doritosLas marcas ya están calentando motores para el que será uno de los grandes eventos deportivos del año a nivel internacional: la Super Bowl. Una ineludible cita no sólo para los amantes del deporte sino para la gran mayoría de anunciantes que visten sus mejores galas ante las decenas de millones de espectadores que congrega.

Anunciarse en la Super Bowl no es precisamente barato (hablamos de varios millones de dólares por spots de 30 segundos) por lo que los anunciantes cuidan hasta el último de los detalles de las campañas con las que intentarán conquistar el corazón (y los bolsillos) de los espectadores. Pero, por desgracia para algunos, no todos lo consiguen.

Hoy no queremos hablarle de los mejores anuncios de la Super Bowl o los que han conseguido triunfar en las redes sociales. Ponemos la vista en los grandes fracasos. Aquellos spots que no podrá creer que una marca los escogiese para presentarse ante un evento televisado de estas dimensiones. Un total de cinco recogidos por Brand Republic que seguro le arrancan alguna que otra carcajada:

1. Holiday Inn (1977)

Típica reunión de ex alumnos a las que acudimos más que nada por cotillear y saber cómo les ha ido a nuestros antiguos compañeros. La historia de este spot da un giro radical cuando el protagonista descubre que la bella mujer con la que está hablando antes era conocida como “Bon Johnson”.

Lo que pretendía ser una campaña con la que atraer al público joven acabó en polémica acusada de burlarse de la comunidad transgénero.

2. Groupon (2011)

La agencia Crispin Porter + Bogusky fue acusada de reírse de los problemas por los que atraviese la región del Tíbet. Aunque el objetivo del anuncio era el de concienciar sobre la situación de los tibetanos y recaudar fondos, se acabó convirtiendo en una de las polémicas publicitarias del año.

3. Macintosh Office (1985)

Gente a punto de saltar por un precipicio por no reconocer la calidad de Apple. Hay que reconocer que la estrategia publicitaria de la compañía de la manzana se ha vuelto más elegante con el paso del tiempo.

4. Doritos (2010)

Una campaña que carece de un mensaje claro y que muchos no entendieron (y siguen sin comprender). Un ejemplo de cómo Doritos ha evolucionado su publicidad a lo largo de los años mejorando su posición entre los espectadores de la Super Bowl.

5. Snickers (2007)

Calificado como “homofóbico” por diversas asociaciones de defensa de los derechos LGTB. Vemos como después de un beso accidental entre dos mecánicos estos intentan demostrar cuál de los dos es “más hombre”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir