Marketing y Publicidad

La nueva era creativa que inaugura el COVID-19

6 "llaves" que abren la puerta de una nueva creatividad en tiempos de coronavirus

En tanto que el consumidor ha cambiado como consecuencia del coronavirus, debe hacerlo también necesariamente la creatividad, cuya metamorfosis cabalga a lomos de 6 claves.

 

creatividad

Autora de la imagen: Chabaski _

El coronavirus ha dado la vuelta como un calcetín a nuestras vidas, que transcurren ahora entre cuatro paredes y tienen una única meta en mente: la supervivencia (y poco más). El futuro (de contornos inevitablemente difusos) apenas tiene cabida en esta nueva realidad.

La pandemia ha operado un importante metamorfosis del consumidor, que si otrora se entrega al consumismo más desaforado ahora concentra su mirada única y exclusivamente en aquello que necesita. Y si el consumidor cambia, debe hacerlo también necesariamente la publicidad y la creatividad a ella solapada.

En un artículo para Horizont Reza Ramezani, CCO Digital & Data de la agencia Track, desmenuza la manera en que la creatividad debe afrontar su propia metamorfosis en tiempos de coronavirus:

1. Abrazar la microcreatividad

El coronavirus inaugura la senda de la austeridad en la publicidad, que no por ello será necesariamente peor. ¿Acaso no agudiza la necesidad el ingenio?

No hacen falta campañas acompañadas de cheques de muchos ceros para conectar con el consumidor. La creatividad en su vertiente micro y aparentemente más modesta puede obrar auténticos milagros y clavarse como una estaca en el corazón y en la cabeza del consumidor.

En ocasiones el más mínimo esfuerzo en el plano creativo se traduce en resultados absolutamente colosales. Solo hay que pulsar la tecla adecuada.

2. Pisotear el ego

Solo una pequeña fracción de la publicidad se precia realmente de ser visible, por mucho que los publicitarios pierdan la chaveta por las campañas visibles (y por ende ambiciosas).

La publicidad que se jacta de ser arrebatadoramente "cool" (pero meramente en la superficie) ya no basta.

Y los creativos deberán enamorarse de las campañas aparentemente invisibles, aquellas que, huérfanas de ego, van al grano y conectan con las necesidades más acuciantes del consumidor renunciando a las florituras.

3. Dejar que los resultados hablen por sí solos

Los publicitarios deben salir de una vez por todas de su burbuja y dejar que sus "criaturas", los anuncios, se sometan al juicio de los números contantes y sonantes.

Es hora de que los creativos se preocupen por los resultados reales (no imaginados) que portan sobre los hombros sus campañas. Es el mundo que está ahí fuera el que debe validar las ideas de los creativos (y no solo el microcosmos publicitario).

4. No espetar jamás a un cliente la siguiente frase: "Confía en nosotros, la idea es buena"

Ningún publicitario, ni siquiera el aparentemente más dotado en términos creativos, es "pitoniso" y puede adivinar con un 100% de certidumbre la eficacia de las ideas que pone sobre la mesa.

Los tests A/B deberían forma parte de las rutinas de trabajo de los publicitarios. Se trata de recordar a los profesionales de la publicidad que no son ellos quienes deciden si una idea es buena o no. Esa es una tarea que compete única y exclusivamente al consumidor. Es él quien tiene la última palabra (nos guste o no).

5. No perder de vista el "customer journey"

No es posible desarrollar una campaña sin comprender adecuadamente el "customer journey".

Cuando el "customer journey" se inicia en Google, ¿cuál debería ser el germen más adecuado para conectar con el cliente en la parte más alta del "funnel"? Y después, ¿qué acciones se revelan como las más pertinentes en las siguientes etapas del "funnel"?

Las ideas deben ser estar a merced del "customer journey" y no al revés.

6. Producir contenido más rápido y más eficientemente

No ha sido jamás tan fácil producir contenido de calidad en formato vídeo. Basta con tener a nuestra vera un smartphone más o menos competente. La creatividad hace el resto.

La tecnología se lo ha puesto increíblemente fácil a los creativos producir contenido de alta calidad y hacerlo además con muchísima frecuencia (y con presupuestos muy reducidos).

A la hora de hincar el diente a la creatividad los publicitarios deben ser tan raudos y veloces como eficientes.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir