Publicidad

Marcas y política: 6 campañas reivindicativas aunque no necesariamente exitosas

6 marcas que no han tenido miedo al qué dirán al posicionarse políticamente

Cada vez son más las compañías que se posicionan políticamente, aunque la respuesta del público no siempre sea positiva. Estos son 6 ejemplos de marcas implicadas.

La política o la religión ha sido tradicionalmente temas tabú en el mundo marketero. Las ampollas que levantan estas cuestiones han reducido a las marcas a un espacio de silencio porque posicionarse podía salirles muy caro.

Sin embargo, en un momento en el que la sociedad es más reivindicativa que nunca, son los propios consumidores los que exigen a las compañías tomar postura en temas tan importantes para la sociedad como la inmigración o el racismo.

Y, aunque a día de hoy, manifestar una opinión de marca sigue siendo un riesgo, el verdadero peligro es quedarse al margen. Como compañías que son, las marcas son parte de la sociedad y, como tal deben involucrarse en los asuntos que le afectan.

Así lo ha hecho Nike que ha sido la más reciente en protagonizar titulares con su nueva campaña protagonizada por el jugador de fútbol americano cuya protesta por la injusticia racial en el país le valió no renovar con su equipo.

Tras no levantarse del suelo al escuchar el himno nacional, Colin Kaepernick fue duramente criticado incluso por el presidente del país, pero, aun así, Nike ha seguido apostando por él como embajador de marca.

Y la marca deportiva no ha sido la única en hacerlo. En los últimos años han sido muchas las que han demostrado valentía a la hora de comunicar sus posturas acerca de temas que hieren sensibilidades. Les mostramos, de la mano de The Drum, algunas que no han tenido miedo al qué dirán.

JigsawLa marca de ropa británica apostó por alzar su voz en defensa de la inmigración a través de un manifiesto que difundió a través de acciones publicitarias en campañas exteriores y en los principales diarios nacionales.

En él destacaba los beneficios de la colaboración, de las diferencias y de la tolerancia para la sociedad presentándose como los primeros que no sobrevivirían sin la diversidad. “El amor, la apertura y la colaboración nos harán avanzar”, afirmaba.

Cadillac

Si no puede visualizar correctamente el vídeo pinche aquí. 

La marca de coches es la representación por excelencia de lo americano. Este posicionamiento fue aprovechado por la compañía para crear una campaña en la que aglutinaba el espíritu americano mostrando escenas de ciudadanos de todas las razas colaborando juntos.

Presentando este lado positivo, Cadillac quiso lanzar un mensaje de empoderamiento mostrando que la unión hace la fuerza.

Airbnb

Si no puede visualizar correctamente el vídeo pinche aquí.

Tras la prohibición de Trump que impedía entrar en Estados Unidos a ciudadanos procedentes de países que su gobierno consideraba peligrosos, las protestas en la calle no se hicieron esperar.
Pero también las marcas quisieron sumarse a la denuncia del sinsentido del cierre de fronteras del presidente. Airbnb fue una de ellas y lo hizo con una campaña que bajo el nombre “We Accept” mostraba personas de diversas nacionalidades, edades y religiones.

Ryanair

La acción de la aerolínea en medio del referéndum del Brexit fue claramente política. Ryanair quiso animar a los británicos a volar a su país para votar por el no a la salida de Reino Unido de la Unión Europea, aunque, a la vista de los acontecimientos, no le sirvió de mucho.

Budweiser

Si no puede visualizar correctamente el vídeo pinche aquí. 

La marca de cervezas quiso utilizar su espacio en la Super Bowl para mostrar sus raíces inmigrantes y sumarse a la protesta contra las medidas de Donald Trump. El anuncio mostraba el complicado camino de Adolphus Busch, fundador de la marca, como inmigrante germano en Estados Unidos.

Una exposición que no gustó a todo el mundo y que le costó algún que otro llamamiento al boicot.

Pepsi

Si no puede visualizar correctamente el vídeo pinche aquí.

Tampoco fue bien recibido el esperado anuncio de Pepsi protagonizado por la modelo Kendall Jenner. Aunque la intención era apoyar el movimiento Black Lives Matter, la trivialidad con la que se expuso la cuestión en el anuncio levantó la polémica y terminó en la retirada del spot y las disculpas públicas de la marca.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir