Publicidad

6 señales que le delatan como "marciano" en el planeta publicitario

marciano¿Alguna vez se ha preguntado si ha hecho bien lanzándose profesionalmente al ruedo publicitario? ¿Cree que quizás se hubiera desenvuelto mejor en otro ámbito profesional? Admitámoslo. Para la publicidad hay que tener una pasta especial y esa pasta a veces simplemente no se tiene.

Si se dedica a la publicidad y presenta alguna de las señales de alarma que disecciona a continuación iMedia Connection, quizás (sólo quizás) sea un "marciano" en el planeta profesional equivocado:

1. Le cuesta seguirle el ritmo a las marcas
Los publicitarios de pura cepa son “hinchas” de las marcas y conocen al dedillo sus éxitos, sus fracasos, sus diferentes cambios de “look” y sus campañas publicitarias. Si el universo de las marcas es algo que le deja frío, quizás le falta madera de publicitario.

2. Se siente “bombardeado” por la publicidad
Según un estudio de la agencia californiana Heat, los publicitarios lidian con el “bombardeo” publicitario diario de manera muy diferente al resto de los mortales. El 71% de los profesionales del marketing y la publicidad presta atención a los posts de las marcas en Facebook, cifra que desciende hasta el 23% entre las personas ajenas al universo publicitario. Si la saturación publicitaria le provoca una suerte de urticaria, puede que haya errado de profesión.

3. No disfruta viendo anuncios
Los publicitarios son seres extraños y cuando llegan grandes acontecimientos televisivos como la Super Bowl, los Oscars y los Grammys, disfrutan más viendo la publicidad adosada como una lapa a estos eventos que los propios acontecimientos en sí. Si no es este su caso, tiene motivos de sobra para sentirse como un “alienígena” en la industria publicitaria.

4. Es alérgico al trabajo bajo presión
Los publicitarios viven con la presión de una fecha tope haciendo de las suyas constantemente en el horizonte. Si las fechas tope no son su fuerte, en la industria publicitaria lo va a pasar probablemente muy mal porque este sector está “casado” con las temidas fechas tope.

5. La serie Mad Men no le hace demasiado “tilín”
Y si se lo hace, no es por los “pitches”, los chistes publicitarios y las marcas que se cuelan capítulo sí y capítulo no en la serie, sino por los amoríos de Don Draper y los fastuosos estilismos de con tanto garbo lucen sus protagonistas.

6. Para usted hay cosas mucho mejores que la emoción inherente a un “pitch”
Es agotador, pero a quienes llevan la publicidad en las venas no hay nada que les emocione más que un “pitch”. Si para usted es única y exclusivamente fuente de estrés, la industria publicitaria podría no ser su “media naranja” después de todo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir