Publicidad

7 tipos de spots televisivos que dan (casi siempre) en la diana de la eficacia

tvAunque muchos insistente en colgar a la publicidad televisiva el sambenito de formato publicitario decadente (y casi moribundo), lo cierto es que la pequeña pantalla sigue teniendo muchísimo peso en los presupuestos de los anunciantes.

Aun así, no todos los spots que tienen a bien asomarse al televisor pueden jactarse de ser un dechado de perfección en los que a eficacia publicitaria se refiere.

Si hacemos caso de la consultora Heart.facts, estos 7 tipos de publicidad televisiva son los mejor avenidos (a priori) con la codiciada eficacia publicitaria:

1. La publicidad aderezada con una pizca (o toneladas) de drama
En este tipo de publicidad aparece retratado un conflicto que los protagonistas se las ingenian para resolver con la inestimable ayuda del producto anunciado. Ni que decir tiene que en este tipo de anuncios no puede faltar el consabido “happy end”.

2. La publicidad en la que acapara todos los flases un personaje “graciosillo”
El “graciosillo” en cuestión puede indigestársele a algunos espectadores (no todo el mundo tiene, al fin y al cabo, el mismo sentido del humor), pero quien consigue arrancar una sonrisa al consumidor está definitivamente mucho más cerca de su cartera.

3. La publicidad felizmente “casada” con el storytelling
Los datos puros y duros no bastan para capturar la atención del espectador en la pequeña pantalla. Se trata más bien de hilvanar historias utilizando tales datos como excusa.

4. La publicidad que hace las veces de terapeuta
En este tipo de publicidad los protagonistas no solventan los conflictos con los que se topan de bruces por sí solos. Lo hacen con la ayuda de una suerte de terapeuta que pone en sus manos la medicina para decir adiós a sus problemas: el producto anunciado.

5. La publicidad que decide colgarse del brazo de la provocación
La publicidad televisiva que se adscribe a esta tipología derriba tabúes y busca deliberadamente dejar atónito al espectador para convencerle de las bondades del producto promocionado.

6. La publicidad que se jacta de ser un ejemplo a seguir para el consumidor
En los spots televisivos que pertenecen a esta tipología los protagonistas hacen de su capa un sayo, se olvidan de “dimes y diretes” y se entregan al placer que les proporciona el producto anunciado.

7. La publicidad a la que le gusta jugar a ser “profesora”
Formar al espectador y mostrarle los mil y un superpoderes del producto anunciado es el último objetivo de este tipo de publicidad.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir