Publicidad

9 inspiradores anuncios que se atrevieron a echar por tierra los estereotipos

estereotiposLa publicidad ha influido en nuestra cultura popular durante largo tiempo, pero durante décadas ha estada colmada de mensajes sexistas o discriminatorios para ciertos sectores de la sociedad. Aunque se ha avanzado por este camino en los últimos 50 años, los esterotipos aún no han desaparecido por completo de los anuncios.

En los 60, las chicas americanas crecieron pensando que “las rubias se divierten más” y que si tenían una Hoover (marca de aspiradoras), tendrían “lo mejor”. En Mad Men hemos sido testigos de anuncios sexistas dirigidos al público femenino, como aquel que le dice a las mujeres que su cara y sus manos se secarán como un crustáceo si no las hidratan constantemente.

Otros ejemplos de discriminación en publicidad son las personas de color, que apenas aparecen en los anuncios, por no hablar de los consumidores gays, que brillan por su ausencia en la publicidad. A menudo es por el miedo al boicot por un sector de los consumidores, como le ocurrió a la campaña “Esto es sano” de Honey Maid Graham, que contó con una pareja del mismo sexo con hijos.

Las personas mayores tampoco aparecen en los comerciales, salvo en anuncios de medicamentos o de lugares destinados para jubilados con grandes sumas de dinero. Así que con frecuencia los mayores o son percibidos como enfermos, débiles o tontos, o forman parte de unos pocos que tienen la suerte de pasar sus días golpeando bolas y navegando.

De acuerdo con el censo de 2012 de Estados Unidos, el 16,9% de la población se identifica como hispano, y el 13,1% como negro o afroamericano, por lo que es evidente que la mayoría de los anuncios no cuentan con actores de estas características. La proliferación de la tecnología ha permitido a los actores estadounidenses asiáticos más trabajo en el papel de “expertos de tecnología de última gama” pero de nuevo, se trata únicamente de un estereotipo.

En este contexto, vale la pena detenerse para destacar el creciente conjunto de marcas que no han sucumbido a los estereotipos generales. Si bien esta lista no es de ninguna manera exhaustiva, aquí hay algunas marcas que rompieron con esta práctica generalizada gracias a sus inspiradores mensajes de marca.

Dove

La campaña “Belleza Real” de Dove es ampliamente conocida por romper con los canónes establecidos sobre lo que realmente es la belleza.

Pantene

Las campaña “Etiquetas contra la Mujer” de Pantene ofrece una perspectiva creativa y refrescante respecto a cómo las mujeres son percibidas en un lugar de trabajo

General Electric

En la campaña “Imaginación Infantil” de General Electric, una joven imagina fantásticas invenciones de su madre. “Mi mamá hace que los trenes sean amigos de los árboles… mi mamá trabaja en GE”. El mensaje no sólo humaniza a GE, sino que también anima a las jóvenes a creer que pueden hacer cualquier cosa cuando crezcan. La niña se siente orgullosa de su madre y mira con asombro sus logros. Mi mamá es creativa, mi mamá es inteligente, mi mamá es inventiva, mi mamá es muy trabajadora o mi mamá es mi héroe son algunos de los mensajes subliminales positivos generados a partir de esta refrescante campaña.

Under Armour

Under Armour suele representar a las mujeres como intrépidas con un físico poderoso que las empuja a sí mismas para ir más allá. El positivo mensaje de su última campaña sirve para inspirar y motivar a las mujeres a hacerlas mejores atletas.

Tampax

Tampax Pearl rompe con la tónica habitual de los anuncios en los que una mujer aparece fuerte y segura cruzando la calle o comiendo con unos amigos para mostrar a un atlética mujer cubierta de lodo, arrastrándose a sí misma a través de una pared en señal de triunfo mientras afirma que “en un momento como este, me alegro de estar utilizando el nuevo Tampax Pearl”.

Swiffer

El claro ganador de este “concurso” de inclusión y de ruptura de los estereotipos es Swiffer. Este anuncio cuenta con un marido amputado que se dedica a las tareas del hogar y que tiene una esposa de color que entre risas proclama: “No creo que yo estuviera destinada a barrer”. Swiffer entiende que las mujeres no siempre se encargan de la limpieza o que puede que incluso no sean buenas en eso.

Lifetime

En la campaña “Mujeres de verdad” de Lifetime, la fundadora de la revista Latina, Christy Haubegger, relata cómo después de una exitosa jornada de reuniones con los mejores “marketeros” del mundo, es confundida con la criada mientas camina por los pasillos del hotel donde se aloja. Haubegger dice que espera el día en que alguien la mire y piense que “es abogada… o empresaria”.

Burger King

A principios de julio, Burger King lanzó audazmente “El Whopper orgulloso”. Envuelto en los colores del arco iris, la hamburguesa fue vendida exclusivamente en un solo lugar de San Francisco. La campaña “Todos somos lo mismo por dentro” fue en honor a la celebración del Orgullo Gay de San Francisco y aunque no hubo anuncios de televisión, el siguiente vídeo de dos minutos en el que los clientes debaten sobre si la hamburguesa sabía diferente apareció en el canal de YouTube de la marca.

Esperamos que algún día la presencia de los estereotipos en la publicidad sea tan arcaica como las cabinas de teléfonos y que las siguientes generaciones se muestren incrédulas cuando les contemos que antes en los anuncios solo había heterosexuales y que las mujeres se quejaban constantemente por la ropa.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir