Publicidad

El acuerdo de Condé Nast y GroupM sobre la visibilidad de los anuncios sólo afecta a los formatos tradicionales

visibilidad de los anuncios

GroupM y Condé Nast pillaron desprevenidos a gran parte de la industria cuando el editor acordó con la agencia pagar a los clientes de la agencia de medios por los anuncios que tuvieran garantizado que eran totalmente visible para los consumidores, una postura más dura que la que está adoptado la industria.

"Recibí correos electrónicos de todos mis colegas en la industria diciendo: '¿Qué has hecho? ¿Estás loca?'", confesó Lisa Valentino, la vicepresidente senior de ventas digitales de Condé Nast, el martes durante el primer día de la Conferencia Digital de Ad Age en Nueva York.

Sin embargo, el acuerdo no es tan irreflexivo como suena. Para empezar, sólo se aplica a los anuncios banners estándares de la industria, es decir, a los típicos cuadros y rectángulos que aparecen junto a los artículos de las páginas web de los editores, explicó Rob Norman, director digital de GroupM, que se sumó a Valentino y a Michael Sebastian, de Ad Age, en el escenario. "Esto es sólo dogmática dentro de ese estrecho prisma de las unidades estándar de IAB", dijo.

Esto significa que los clientes de GroupM todavía tienen que pagar por los llamados anuncios "nativos", por los acuerdos de patrocinio y por formatos de anuncios personalizados a Condé Nast, incluso si esos anuncios no estándares no cumplen la norma de visibilidad de la industria. "El acuerdo no tiene la intención de crear problemas para estos tipos de gama alta, ejecuciones de alta calidad", dijo Valentino.

"Si uno de los clientes [de GroupM], está haciendo un gran patrocinio en uno de nuestros sitios, puede que no sea 100% visible", añadió. "Esa no es la intención de esta relación".

Norman dijo que GroupM y Condé Nast llegaron a un "nivel aceptable [de visibilidad] para ese tipo de unidades".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir