Publicidad

Ad blocking ¿a favor del consumidor o del final del contenido "libre"?

dudarEl debate sobre el ad blocking puede que sea ya uno de los temas que más opiniones y discrepancias ha generado dentro de la industria en los últimos tiempos. Cada vez son más las voces que coinciden en que si la publicidad online se está enfrentando a este nuevo escenario es porque algo se está haciendo mal y tiene menos en cuenta a los usuarios.

Una afirmación que coincide bastante con la ideología de la empresa de ad blocking israelí Shine Technologies que a principios del mes de noviembre colocaron un anuncio a página completa en el Financial Times para reprender a la industria publicitaria por la creación de anuncios que la gente no quiere ver.

Desde la empresa no dudaron en afirmar que la industria ha perdido el debate sobre sí es o no ético el hecho de que los usuarios bloqueen la publicidad haciendo una alusión directa al IAB.

En este escenario en el que aumenta la tensión entre defensores y detractores de los ad blockers, Roi Carthy, CMO de Shine ha ofrecido su visión sobre el sector y lo que puede ofrecer su compañía en declaraciones concedidas a The Next Web.

Comienza señalando que la publicidad digital, particularmente en mobile, “no es menos maliciosa o sofisticada” que otras amenazas que podamos encontrar en internet. De esta forma hace referencia al afán de recopilación de datos del usuario que cada vez aumenta más. “Necesitamos la ciberseguridad para poder controlar todo de lo que es capaz la tecnología publicitaria”, recalca Carthy.

De esta forma su compañía se presenta como algo similar a un abanderado de la protección del consumidor que en muchas ocasiones no sabe a qué se está enfrentando con la publicidad online. La tecnología de Shine permite detener los anuncios antes de que estos lleguen a los teléfonos de sus clientes aunque no puede hacerlo con todos.

Los que consiguen escapar responden a las estructuras de la publicidad nativa. La razón la encontramos en que los usuarios de sus servicios no demandan su bloqueo ya que esta es más interesante y ofrece una mejor experiencia que la publicidad digital tradicional y la segunda es muy simple: sí se bloque la publicidad nativa el usuario recibe una experiencia incompleta.

Carthy deja patente como ya hemos recalcado que el ad blocking no es un movimiento contra la industria de la publicidad sino que es una protesta en favor de los derechos de los consumidores. No podemos olvidar que necesitamos la publicidad ya que esta es la base para poder seguir consumiendo contenidos con carácter gratuito (a no ser que esté dispuesto a pagar por los mismos).

Pero no podemos negar a la vez que los usuarios están hartos del bombardeo al que son sometidos con la publicidad. El punto medio y quizás la solución podría partir del planteamiento establecido por Carthy: innovación editorial. “La gente va a tener que innovar en la forma de monetizar y ser un poco más respetuosos con la publicidad. No estoy de acuerdo con las afirmaciones de que el ad blocking reducirá el volumen de información gratuita aunque tendremos que asumir que habrá sites que acabarán desapareciendo”.

Pero ¿quién decide los que desaparecen? Seguramente sites de baja calidad pero populares entre los usuarios continuarán existiendo y otros con contenidos de calidad pero que cuenten con una pequeña comunidad de usuarios no tendrán la misma suerte. Una vez más nos encontramos ante un callejo sin salida en el que Shine recuerda (desde su punto de vista) que su tecnología sólo trata de hacer lo que considera mejor para el usuario.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir