líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Agencias: el pilar de la publicidad necesita una (urgente) reforma

pinturaA medida que el mundo de la publicidad se vuelve cada vez más complejo con la introducción de nuevas tecnologías, rutinas de trabajo y agentes en la industria, el rol de las agencias comienza a cuestionarse.

Los CMO comienzan a dudar de los modelos que hasta ahora parecían garantizar el éxito del trabajo publicitario, los presupuestos se dividen en la búsqueda incesante de los consumidores en el medio digital y el mercado se fragmenta.

Ante este panorama el término agencia de publicidad se convierte en un continente cuyo contenido debe ser puesto en revisión. ¿Han dejado de ser las agencias el socio perfecto de las marcas para la venta de sus productos? Esto es lo que se pregunta Lesley Bielby, chief strategy officer de Hill Holliday en un artículo para AdAge.

La crisis de la industria no es diferente de la que un día atravesó la televisión, cuenta Bielby, y, en la actualidad, sigue siendo uno de los medios imprescindibles para los anunciantes. Por lo tanto, aunque puede que solo se trate de un bache en el camino hacia la adaptación, es hora de que las agencias se replanteen cuáles deben ser sus nuevas funciones.

Lo cierto es que, el trabajo de las agencias nunca ha sido más necesario para las marcas y no solo como creador de ideas sino como curador de contenido y agregador de valor a las experiencias de usuario.

El reparto de las tareas de marketing entre diferentes agencias especializadas es una tendencia que se da cada vez más entre los anunciantes pero, al final, es en la agencia de publicidad en la que confían para colocar todas esas piezas de manera estratégica y contar su historia.

Los consumidores son bombardeados con cientos de mensajes cada día a través de diversos canales y, cuanto más joven es el target al que se dirige la marca, más difícil es conseguir su atención y, sobre todo, su engagement.

Por ello, se hace más necesario que nunca no solo entablar conversación directa con ellos sino aportarles información útil y relevante, un valor añadido que quieran ver y compartir. Por lo tanto, a la publicidad todavía le queda una larga vida y lo que ha cambiado es el entorno. Se trata ahora más de dar con la clave de los canales y el contexto y no tanto en el mensaje que se hace llegar.

Estar presente en la vida del consumidor, en todos los puntos de interacción, acompañarle durante toda su jornada y conocerle en profundidad son los elementos que, aunque siempre han sido perseguidos por los marketeros, ahora se vuelven mucho más complicados de conseguir y ese es el reto.

¿Aún no cree en la inteligencia artificial? 5 formas en las que cambiará su marcaAnteriorSigueinteEsto es lo que opinan los "marketeros" del estrés en el trabajo

Noticias recomendadas