Publicidad

Una madre y su hijo se reencuentran en este delicioso spot de la BBC

Las agujas del reloj se detienen en este soberbio spot de la BBC

Una madre y su hijo (separados por el extenuante trabajo de la primera) se reencuentran con la complicidad del tiempo, que tiene a bien detenerse, en este spot de la BBC.

bbc¿Y si el tiempo tuviera a bien detenerse? ¿Qué haríamos con un poco más de tiempo en nuestras manos? En torno a estas preguntas pivota precisamente el nuevo y encantador spot navideño de la BBC.

El anuncio, donde la famosa cadena británica de televisión vuelve a dar cuenta de la primorosa exquisitez con el que se aproxima casi siempre a la publicidad, está protagonizado por una madre y un hijo que no disponen de tiempo para estar juntos (ni siquiera durante una fiesta aparentemente sagrada como la Navidad).

Sin embargo, cuando el mundo (y con él las personas que lo habitan) tienen la feliz ocurrencia de quedarse “congelados”, madre e hijo pueden por fin pasar un día juntos, divertirse y agasajarse mutuamente con su atención.

Con el tiempo detenido la progenitora y su vástago se reúnen en una feria navideña, se montan en coches de choque, comen algodón de azúcar y hallan por fin un momento para charlar.

“Wonderland” (así se llama el spot) es el segundo anuncio de Navidad de BBC Creative, la agencia de publicidad in-house de la cadena británica, después de que viera la luz el año pasado el delicioso film de animación stop-motion “The Supporting Act”.

Detrás del nuevo spot de la BBC están Xander Hart y Edward Usher, el mismo equipo que alumbró el año pasado “The Supporting Act”.

La dirección del spot ha corrido a cargo de Sam Brown, de la productora Rogue. El tema “Lost in You”, compuesto por Alex Baranowski e interpretado por Emmy the Great y la Orquesta Metropolitana de Londres, pone la banda sonora al anuncio de la BBC.

“No queríamos hacer un anuncio en el que la gente se limitara a decir que debería invertir más tiempo con sus hijos, pero cuando uno tiene ese tiempo, debería también aprender a valorarlo”, explica Edward Usher.

El spot, de soberbio corte cinematográfico, juega con la diferente percepción del tiempo de sus protagonistas. Al hijo el tiempo que su madre permanece en el trabajo se le hace tan largo como extraordinariamente tedioso. Y a la progenitora ese mismo tiempo se le pasa, sin embargo, volando porque tiene demasiadas cosas que hacer en la oficina (también durante la Navidad).

Afortunadamente el tiempo tiene a bien paralizarse para que madre e hijo puedan reencontrarse en el anuncio, que se filmó en Cromer, una bella ciudad de la costa del norte de Norfolk (Inglaterra).

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir