líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

A algunos espectadores se les atragantan los nuevos y controvertidos spots de Oatly

Marketing y PublicidadAlgunos han visto en los nuevos spots de Oatly paralelismos con los problemas con los que lidian los adolescentes con padres alcohólicos

Oatly siembra la polémica con sus últimos spots

A algunos espectadores se les atragantan los nuevos y controvertidos spots de Oatly

Los anuncios de Oatly, aparentemente inocentes, dan la vuelta de tuerca al cliché de los padres que lidian con hijos adolescentes rebeldes y problemáticos. Y han molestado a quienes siendo adolescentes tuvieron que bregar con padres alcohólicos.

La marca sueca de productos lácteos elaborados con avena Oatly ha jugado con fuego en su última campaña (y podría haberse chamuscado). De corte pretendidamente humorístico, los spots que forman parte de la nueva campaña de Oatly los protagonizan adolescentes que se lamentan del comportamiento irresponsable de sus padres (adictos a la leche de vaca). Sin embargo, a algunos espectadores los anuncios de marras les han sentado a cuerno quemado.

Durante algún tiempo Oatly fue el «ojito derecho» de quienes renegaban de la leche de origen vacuno. Sin embargo, desde que hace unos meses Blackstone entrara en el capital de la empresa escandinava, a la marca le han llovido las críticas. Y es que el nuevo socio de Oatly parece no estar en línea con los valores que ha enarbolado siempre la marca sueca. Blackstone ha sido severamente baqueteada por las críticas en los últimos tiempos por invertir en el cultivo de soja en Brasil, algo que propiciaría al parecer la deforestación de la selva amazónica.

Tantísimos chuzos de punta le caído últimamente a Oatly que su CEO Toni Petersson ha tenido que salir a la palestra para explicar la sorprendente alianza de su compañía con Blackstone. «El activismo y el idealismo son piedras angulares de la democracia, pero sin pragmatismo no habrá cambios reales», enfatiza Petersson.

A la polémica por su acuerdo con Blackstone se suma ahora otra polémica, la provocada por los últimos spots estrenados por la compañía en Reino Unido.

Los anuncios de marras dan la vuelta de tuerca al cliché de los padres que lidian con hijos adolescentes rebeldes y problemáticos. En los spots de Oatly son los progenitores los que ponen en apuros a sus hijos adolescentes.

«55 años, una edad francamente difícil», comenta una de las protagonistas. «Eso no te lo compro», le espeta una joven a su progenitor. Lo que la adolescente se niega a comprar a su padre no es otra cosa que leche de origen vacuno para el té o el café de la mañana.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Los anuncios de Oatly, aparentemente inocentes y desarrollados de manera in-house, han molestado particularmente a quienes siendo adolescentes tuvieron que bregar con padres alcohólicos. Para estas personas la inversión de roles que retratan los spots de Oatly es lamentablemente muy normal y no han dudado en afear a la marca que haya tenido a bien bromear con un tema tan serio.

¿Ha tratado Oatly mofarse de un problema tan serio como el alcoholismo? Probablemente no, pero no es en todo caso la primera vez que un anunciante subestima la sensibilidad de su ausencia.

 

¿Cómo será el perfil del consumidor en 2021?AnteriorSigueinteOsborne da la bienvenida a una nueva identidad corporativa que pone en valor sus raíces y mira hacia el futuro

Contenido patrocinado