Publicidad

Amir Kassaei (DDB): "Los publicitarios debemos dejar de autoengañarnos de una maldita vez"

Amir Kassaei (DDB): "Los publicitarios debemos dejar de autoengañarnos de una maldita vez"Amir Kassaei, el director creativo global de DDB, se desenvuelve a diario en la arena de la publicidad, pero aunque ama profundamente su profesión, lanza periódicamente andanadas contra ella (a fin de desadormecerla quizás).

En una entrevista concedida recientemente a la publicación alemana especializada en marketing y publicidad Horizont, Kassaei vuelve a dar buena prueba de la lengua aceradísima que le caracteriza y acusa a su gremio, entre otras cosas, de estar atrapado en una suerte de filtro burbuja que poco o nada tiene que ver con la vida real.

“Los publicitarios y también los medios de comunicación nos empeñamos en poner el acento en cosas que no tienen ninguna importancia y cuyo principal ingrediente es la superficialidad”, denuncia.

“Nuestra industria ha vivido siempre de tomar adecuadamente el pulso al tiempo. Pero lamentablemente ya no lo hacemos. Y en su lugar celebramos cosas que en la vida carecen absolutamente de relevancia”, subraya el publicitario de origen iraní.

Un ejemplo del torbellino de irrelevancia en el que está atrapado actualmente el universo publicitario (y también el mediático) es, según Kassaei, la victoria (no tan sorprendente) de Donald Trump. “En su día los medios de prestigio jalearon a Hillary Clinton como la mejor candidata y organizaron en torno a su persona una fenomenal campaña. Pero nadie fue capaz de ver que, con ese proceder, estaban haciendo aún más grande a Trump. A los publicitarios y a los medios implicados en la campaña de Clinton les faltó visión. Y contribuyeron a que un empresario huérfano de estilo, de visión y de planes con fundamento sea ahora el nuevo presidente de los Estados Unidos de América”.

Pese a su completa estrechez de miras, Trump ha comprendido mucho mejor que los publicitarios lo que mueve realmente a la gente. Y eso que “ni siquiera contaba con una agencia de publicidad a su vera”, dice Kassaei. Siendo un completo “outsider” en el universo publicitario, “Trump nos ha dado a todos una lección de cómo funciona de verdad del marketing moderno. La victoria de Trump ha puesto de manifiesto que nuestro sector ha perdido el contacto con la realidad de la gente, cuyas preocupaciones, deseos y necesidades desconocemos completamente”, destaca.

Los publicitarios creen que el mundo “cool” que ellos mismos han creado (o más bien inventado) es real, pero lo cierto que es totalmente opuesto a la realidad. “Debemos acabar de una vez por todas con este maldito autoengaño”, señala.

En relación con los premios y los rankings de creatividad, esos que tanto le gustan al ramo publicitario, Kassaei cree que “todos, absolutamente todos, desde los que organizan los festivales de publicidad a las agencias, pasando por los medios especializados, han pervertido por completo el objetivo de los premios y los rankings”, indica. “Hemos creado un monstruo que al final va a terminar devorándonos a todos”, agrega.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir