Publicidad

Google se convierte en el blanco de la nueva campaña de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional ataca a Google en su nueva campaña por doblegarse ante la censura china

Amnistía Internacional lanza una campaña con la que pretende concienciar sobre el peligro de que Google lleve a cabo el Proyecto Dragonfly, la creación de un motor de búsqueda en China que se ciña a la censura del gobierno.

googleAunque entrar en el mercado chino es una oportunidad de oro para la mayoría de las empresas tiene un precio bastante elevado que no todas están dispuestas a pagar. Quien sí lo ha hecho es Google que para conseguir estar presente también en el país asiático se ha doblegado ante la censura del gobierno.

Sí, una compañía proveedora del servicio más libre del mundo, acepta las directrices de un Ejecutivo que filtra todo el contenido que llega a los ciudadanos. Una postura que no han aceptado de buen agrado ni siquiera los trabajadores de la propia compañía tecnológica que se han sumado a la campaña que Amnistía Internacional ha puesto en marcha en protesta por el Proyecto Dragonfly.

Bajo este nombre se engloba la iniciativa de Google con la que creará un motor de búsqueda que se acoja a la censura china bloqueando términos como “derechos humanos”. Además, en acato a las leyes del país, los datos sensibles de los usuarios deben ser dados a conocer al gobierno.

Para impedir que este proyecto llegue a hacerse realidad, 1.400 trabajadores de la tecnológica han firmado una carta abierta expresando su rechazo, mientras Amnistía Internacional ha lanzado un vídeo de concienciación.

En él se presenta una aparente oferta de trabajo que muestra las características del proyecto con un tono irónico para concienciar sobre el peligro real que supone colaborar en la vigilancia que los líderes chinos ejercen sobre la población.

Si no visualiza correctamente el vídeo embbeded, haga clic aquí. 

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir