Publicidad Amnistía Internacional traslada a Dinamarca los atronadores "fuegos artificiales" de Aleppo

aiDinamarca se jacta de ser uno de los países más felices sobre la faz de la Tierra. Razón de más para que en Nochevieja el país escandinavo, que rezuma felicidad por todos los poros, celebre la última noche del año viejo (y la primera del nuevo) con una estruendosa parafernalia de fuegos artificiales.

En cambio, en Siria, un país consumido por la guerra desde hace casi seis años, durante la Nochevieja la banda sonora la ponen, no lo fuegos artificiales, sino las bombas, que siguen cayendo impenitentemente del cielo.

Para recordar a los dichosos daneses la dolorosa situación que viven a diario los sirios (y animarles de paso a ayudarles), Amnistía Internacional lanzó en Dinamarca una inteligente campaña publicitaria durante la noche de año nuevo.

Aprovechando la ruidosa jarana provocada en Nochevieja por los fuegos artificiales (y su similitud con el estruendo de las bombas), la ONG grabó el fragor provocado por los misiles en la ciudad siria de Aleppo y emitió en la radio danesa tan pavorosa grabación (un anuncio en realidad) durante la noche de año nuevo.

El sobrecogedor anuncio de Amnistía Internacional está asociado, lógicamente, a una campaña con el objetivo de recaudar fondos para ayudar a los afectados por las bombas que caen, día sí y día no, en Aleppo.

Detrás de la campaña de la organización no gubernamental está la agencia Uncle Grey.

Te recomendamos
En otras webs

UPSOCL

atresmedia concesionario

Recopilatorios y tendencias

DLD 2017

Compartir