Publicidad

La ANA cree que el triunfo de Trump puede ser bueno para la industria publicitaria

donald-trump-eeuuUna vez más, las encuestas fallaron. El mundo aún se está recuperando de la sorpresa generalizada que ha supuesto la elección de Donald Trump como el 45º presidente de los Estados Unidos.

Medios, analistas, expertos en política y economía y un sinfín de voces daban como ganadora a la candidata demócrata Hillary Clinton. Finalmente ha sido el polémico magnate el que, a pesar de su discurso xenófobo, actitud machista e ideas cuanto menos preocupantes, se ha hecho con el voto de los estadounidenses.

Las urnas han hablado y lo único que queda es acatar el resultado. Así es la democracia. Ahora queda un largo camino en el que las esferas política, económica y social a nivel global tienen que adaptarse a la nueva situación. ¿Realmente resultará tan devastadora la victoria de Trump?

Pronosticar una respuesta para esta pregunta resulta bastante arriesgado. Y más si tenemos en cuenta la volatilidad de su protagonista. Desde este medio hemos tomado el pulso a la industria publicitaria donde la cautela y la incertidumbre son, por el momento, la tónica general.

Una opinión más esperanzadora han lanzado desde la Association of National Advertisers (ANA). Según la carta que han enviado a sus miembros y de la que se han hecho eco en Ad Age, la victoria de Trump podría tener beneficios para la industria.

¿Qué puede hacer Trump por la comunidad marketera?

La ANA resalta en la citada carta una serie de premisas derivadas de las intenciones y declaraciones del nuevo presidente electo de Estados Unidos que podrían traducirse en ciertos beneficios y ventajas para el mundo marketero. Veamos algunos de ellos:

A lo largo de la campaña electoral Trump ha recalcado la necesidad de una importante reforma fiscal. De materializarse, nos encontraríamos ante un cambio en los gastos publicitarios permitiendo amortizar el 50% de estos que superen los 10 años.

Esta propuesta impondría un aumento de la carga que pasaría de los 169 a los 200 millones de dólares para la comunidad publicitaria solo durante este periodo.

Saltamos ahora al Tribunal Supremo. Una de las prioridades de la Casa Blanca es ocupar el puesto vacante en la Corte Suprema de Estados Unidos tras la muerte del juez Scalia. Varias decisiones recientes del Tribunal han aludido al fortalecimiento de las protecciones de la Primera Enmienda relacionada con la publicidad donde el juez que ocupe el vacío jugará un papel fundamental.

Las constantes revelaciones personales y filtraciones han sido la tónica durante la carrera hacia la Casa Blanca. Hecho que es probable que obligue a la adopción de un nuevo enfoque sobre privacidad y seguridad en internet.

No olvidemos que Trump tiene que dar a conocer la lista de los elegidos que ocuparán algunos de los puestos clave. Entre estos aparecen los responsables de dos instituciones que tiene bastante incidencia en la industria publicitaria. Hablamos, como no podía ser de otra forma de la Federal Trade Commission (FTC) y la Federal Communications Commission (FCC).

La carta enviada por al ANA a sus más de 700 socios concluye con una curiosa reflexión. No tienen muy clara cuál va a ser la repercusión real que la elección de Donald Trump va a tener en la industria publicitaria.

Lo que dejan claro es que no estamos ante un político al uso. Nos situamos frente a un auténtico magnate por lo que su visión empresarial, podría contribuir a destacar el valor que tiene la publicidad en la economía.

No dudan en afirmar que, mientras la primera parte de la campaña de Trump se ha centrado en las redes sociales, la recta final ha estado marcada por el ritmo de la publicidad.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir