líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Analítica avanzada para Retail: aprende de tus clientes

Marketing y Publicidad¿Cómo mejorar las ventas en un negocio Retail a través de la analítica?

Claves para mejorar las ventas en negocios Retail

Analítica avanzada para Retail: aprende de tus clientes

Redacción

Escrito por Redacción

Los datos se han convertido en uno de los grandes tesoros de la actualidad. Emplear su uso para ofrecer una mejor experiencia de usuario puede ser un elemento diferencial para los negocios Retail.

A pesar de ser un avance cada vez más necesario en empresas de casi todos los sectores, la analítica de datos no tiene una presencia muy destacada en el sector retail, aunque cada vez más compañías y marcas de este sector ven las oportunidades de tener un conocimiento y datos actualizados de sus clientes. El principal objetivo de explotar estos datos es dar una mejor experiencia de compra para unos clientes cada vez más acostumbrados a que el Big Data y la Inteligencia Artificial formen parte de su vida cotidiana. Entonces, ¿por qué no implementar estas tecnologías en las empresas de retail?

Contar con un modelo de datos establecido nos permite conocer mejor al público objetivo, y por tanto, segmentar a los clientes para poder generar mensajes mejor dirigidos y aumentar las ventas. Además, gracias a toda la información que nos ofrecen los datos podemos generar patrones de consumo y preferencias de los usuarios, para ofrecerles experiencias de compra mucho más personalizadas. Del mismo modo, la Inteligencia Artificial nos puede ayudar a entender mejor y conocer a los consumidores, captarlos, fidelizarlos y ofrecerles experiencias adaptadas a sus preferencias y gustos y construir así una mejor experiencia de compra.

Estas son, entre otras, las numerosas ventajas que la analítica de datos puede ofrecer al sector retail:

  • Optimizar procesos: los responsables de ayudar a mejorar la eficiencia interna de los procesos son los datos. Es cierto que la analítica de datos no tiene mucha presencia en las compañías del sector retail, pero actualmente no es necesario contar con grandes volúmenes de datos propios, ni de datos históricos para poder plantear soluciones eficientes. Disponiendo de una serie de datos y patrones de anomalías actuales podemos optimizar muchas tareas y procesos, por ejemplo, automatizando muchos procedimientos dentro de los almacenes.
  • Mejor experiencia de usuario: tener un modelo de datos adecuado y explotarlo adecuadamente puede ofrecer una mejor experiencia al cliente. Las nuevas tecnologías permiten tener nuevos canales de comunicación, como los chats en línea, que a pesar de parecer algo muy frío, son herramientas muy útiles que mejoran la experiencia de compra de los usuarios.
  • Geolocalización: en un mercado tan competitivo como el actual y en la era de la globalización, en la que podemos llegar potencialmente a cualquier persona en cualquier lugar del mundo, la geolocalización tiene diversas ventajas dentro del sector retail. Se pueden definir las mejores localizaciones para abrir nuevos establecimientos, conocer los horarios más adecuados, ver como se mueve la gente dentro y fuera de los negocios, y adecuar la oferta al público objetivo. Asimismo, es bastante útil en el ámbito logístico para optimizar trayectos y evitar costes innecesarios. En definitiva, nos permite adecuar y ofrecer la publicidad específica a cada usuario dependiendo de su ubicación.
  • Predicción de la demanda: contar con una buena base de datos nos permite segmentar a los cliente y así poder precisar mejor la predicción de la demanda, uno de los retos más ansiado por el sector retail. Esto impacta directamente en las capacidades de almacenaje, suministro y distribución, ahorrando costes y maximizando la rentabilidad.

En definitiva, la analítica nos proporciona herramientas y datos que nos permiten conocer mejor a los consumidores. La tendencia en este sector es se va hacia el uso de tecnologías que permiten hacer análisis predictivos, analizando datos y en la detección de patrones. Aplicando el Big Data en el sector retail se pueden personalizar promociones, conocer los hábitos de navegación o estudiar la trayectoria de los consumidores en un establecimiento. Asimismo, incorporando soluciones de analítica y gestión de datos podemos conocer al cliente y sus patrones de compra, hacer segmentación de clientes por comportamiento y mejorar las ventas de nuestros productos entre distintos grupos de consumidores.

 

Meta se pega un sonoro batacazo en la bolsa tras sus funestos resultados trimestralesAnteriorSigueinteApple capitula y confirma que el iPhone se comercializará con puerto USB-C a partir de 2024

Contenido patrocinado