líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Univeler se enfrenta a la prohibición de un spot por greenwashing

Un anuncio televisivo de Unilever es acusado de "greenwashing"

Fabiana Seara

Escrito por Fabiana Seara

Los reguladores consideran que la declaración sobre el detergente Persil siendo “más respetuoso con el medio ambiente” no están justificadas.

Unilever se enfrenta a la prohibición de uno de sus anuncios, ya que no justifica las declaraciones medioambientales que realizan sobre el mismo. Se trata de un spot titulado «Real Change» para la televisión británica sobre el detergente Persil. El anuncio forma parte de la campaña «Dirt is Good».

Este anuncio destacaba las credenciales de sostenibilidad del producto. El mismo termina con una declaración que señala al Persil como «el más respetuoso con el planeta», como señala Rebecca Stewart para AdWeek.

Tras una queja de un espectador, la Autoridad de Normas de Publicidad (ASA) de Reino Unido, prohibió el spot de Unilever por greenwashing, es decir, vender al público que el producto es sostenible cuando no hay evidencia para sostener esa declaración y que la marca quede bien en este aspecto aunque no sea cierto. La normativa de ASA señala que las afirmaciones medioambientales deben estas apoyadas en justificaciones claras y comprobables, normas con la que el spot televisivo no cumple.

La agencia creativa MullenLowe creó el spot donde se narra que «el cambio no empieza en la sección de comentarios», para mostrar a una mujer publicando un post donde escribe #plantmoretrees en redes sociales. Esta imagen está yuxtapuesta a la de niños que recogen basura en ríos y playas. Posteriormente, la narración señala que «para cambio de verdad, tenemos que arremangarnos y ensuciarnos», para destacar como la botella de Persil está hecha a base de plástico reciclado.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí.

Unilever reclama la prohibición del anuncio

Univeler señaló que los anuncios de la campaña mostraban como Persil adaptó sus productos para contribuir al medio ambiente, añadiendo que estaba «bien documentado» que reducir la temperatura de una carga de lavadora reducía las emociones de carbono. Además, las botellas del producto contienen al menos un 50% de plástico reciclado.

Pero la normativa de la ASA indica que estas declaraciones medioambientales deben estar claras y ser apoyadas por justificaciones. Si bien reconocen que Persil está tomando acciones para reducir el impacto medioambiental de sus productos, no hay evidencia que respalde la declaración de que Persil sea «más respetuoso con el planeta» en comparación a la fórmula anterior de la marca. Por lo que no se podrá mostrar el anuncio en su forma actual, pues el spot podría llevar al público a conclusiones incorrectas.

 

Netflix aprovecha su 25° aniversario para dejarse acunar por la nostalgia (y se parte la crisma)AnteriorSigueinteSamba TV y Smartclip anuncian un acuerdo en exclusiva que presenta una solución de planificación y activación omnicanal

Contenido patrocinado