Marketing y Publicidad

Una campaña de Walk Free y Leo Burnett Australia

Del aparente "brilli brilli" a la esclavitud hay solo un paso en esta campaña de alto impacto

La nueva campaña de Walk Free dramatiza la esclavitud moderna "secuestrando" y subvirtiendo formatos de YouTube extraordinariamente populares entre el gran público.

esclavitudA veces las cosas no son lo que parecen. Y situaciones que nos parecen normales o incluso el colmo de lo "cool" son entre bambalinas el epítome de la anomalía más mezquina y vergonzosa. En torno a esta premisa está hilvanada precisamente una nueva e impactante campaña de Leo Burnett Australia, la ONG Walk Free y el movimiento United Nation Every Woman Every Child.

La campaña echa raíces es un informe de Walk Free que revela que una de cada 130 mujeres y niñas en todo el mundo está atrapada actualmente en el algún tipo de esclavitud moderna.

De acuerdo con las cifras barajadas por Walk Free, casi 29 millones de mujeres y niñas son hoy por hoy víctima de la esclavitud moderna. Y se trata para más inri de la cifra más elevada en toda la historia de la humanidad.

Las féminas constituyen el 99% de todas las víctimas de explotación sexual, el 84% de todas las víctimas de matrimonios coercitivos y el 48% de todas las víctimas de trabajos forzados.

"Nuestro informe y la campaña a él solapada arrojan luz sobre la insidiosa realidad de la esclavitud moderna, el gran tema feminista de nuestro tiempo. Erradicar la esclavitud y empoderar a las mujeres y a las niñas deben ir de la mano. Necesitamos garantizar que las desigualdades culturas y legales que torpedean el progreso de las féminas sean eliminadas", enfatiza Grace Forrest, cofundadora de Walk Free.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Los tres spots que forman parte de la campaña (dirigidos por Alan Harca y producidos por Infinity Square) dramatizan la esclavitud moderna "secuestrando" y subvirtiendo formatos de YouTube extraordinariamente populares entre el gran público.

La campaña demuestra que la explotación de mujeres y niñas no es en modo alguno un problema distante y está lamentablemente muy presente en todo el mundo y emparentado a menudo con cosas de las que todos disfrutamos en nuestra vida cotidiana.

Inspirados en "case studies" 100% reales, los tres anuncios colocan bajo los focos tres formas de esclavitud moderna: el trabajo infantil, el matrimonio forzado y el servilismo doméstico.

Mediante el targeting contextual los spots se abren paso en entornos donde la gente cree que va a contemplar el mismo contenido banal y poco trascendente de siempre para dar voz a mujeres y niñas que hablan en primera persona sobre el tema, tristemente soslayado, de la esclavitud moderna.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Smartclip

La Vaguada

Compartir