Publicidad

En este spot de KitKat el final del mundo puede esperar

El apocalipsis (y las llamadas de mamá) pueden esperar en este simpático spot de KitKat

KitKat acaba de estrenar en tierras brasileñas un hilarante spot en el que un general, agobiado por el fin del mundo y la inoportuna llamada de su madre, se relaja zampándose una chocolatina.

kitkat"Have a break, have a KitKat", el icónico y sonoro lema de la célebre marca de chocolatinas ha hallado la perfecta (y la vez estúpida) horma de su zapato en un hilarante spot estrenado recientemente en Brasil.

El spot zambulle al espectador en un escenario preapocalíptico en el que un militar provisto de muchos galonees contempla desde una sala (que bien podría ser el Pentágono si no no estuviera emplazada sobre la superficie del mar) cómo unas peligrosas naves alienígenas se disponen a destruir importantes metrópolis.

Es evidente que el general tiene que tomar una decisión (con carácter urgente). Cuando la tensión alcanza su punto más álgido, un llamativo teléfono de color rojo comienza a repiquetear sobre su mesa de trabajo.

¿Están acaso los extraterrestres tratando de trabar contacto con el general? No, lo cierto es que no. Cuando el militar descuelga el teléfono, del aparato emerge la voz de su madre que, pese a ser un hombre hecho y derecho, se dirige a él como si se tratara de un niño pequeño.

Con los nervios a flor de piel por culpa de tan inoportuna y humillante llamada telefónica (y también, cómo no, por el apocalipsis que se avecina), el protagonista agarra un KitKat (que algún alma misericordiosa ha tenido a bien dejarle a mano) y procede a engullirlo tranquilamente mientras el mundo se desmorona a su alrededor.

Provisto de un “look & feel” increíblemente similar al de los “blockbusters” hollywoodienses, el anuncio, que hace un feliz uso de la comedia, lleva la firma de la agencia JWT São Paulo, la productora Landia y el director Rodrigo Saavedra.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir