líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así es el embustero arte de la farsa en la publicidad

liarLa publicidad vive estos días su semana de gloria en la Costa Azul francesa. El Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions acoge desde el pasado domingo a la «crème de la crème» de la publicidad mundial. Sin embargo, la publicidad que tantos galones se cuelga estos días en Cannes no siempre es honesta. De sobra es sabido que a la publicidad le gusta de vez en cuando jugar a las mentirijillas.

Como bien demuestra la web especializada en marketing y publicidad AdRants en la infografía que le proponemos a continuación, los deliciosos alimentos que vemos a menudo retratados en la publicidad están tan maquillados que poco o nada tienen que ver después con la realidad. ¿Quién no se ha llevado un chasco al abrir un paquete de aparentemente sabrosas galletas que al natural no lucen tan bien?

Para tomarnos el pelo y acicalar los alimentos con el fin de hacerlos más apetitosos de lo que son en realidad, los publicitarios se valen de múltiples trucos:

– Utilizar aceite de coche en lugar de sirope o miel.

– Emplear pegamento o champú en lugar de leche para regar los cereales.

– Echar mano de betún de color marrón para dar color a las hamburguesas.

– Rociar la fruta y la verdura con laca para el pelo para hacerla lucir más fresca.

– Usar pastillas efervescentes para duplicar las burbujitas en los refrescos.

– Disfrazar puré de patatas de helado y de carne.

– Regar las uvas con desodorante en spray para hacerlas lucir más frescas.

Además de en la publicidad de alimentos, donde abundan también mucho los embustes es en la publicidad de hoteles y resorts turísticos, donde gracias a Photoshop desaparecen por arte de magia de las fotografías cosas que a los hosteleros no les interesa que sus clientes vean.

Especialmente adicta a Photoshop es la publicidad de ropa, donde las modelos sufren curiosas mutaciones por culpa de la afición de los publicitarios al famoso programa de edición fotográfica.

En vista de tanta patraña no es de extrañar que muchos consumidores pongan en cuarentena muchos de los anuncios que llegan a sus ojos. En Estados Unidos, el 39% de los consumidores tilda la publicidad de bastante deshonesta y el 11% de muy deshonesta. Eso sí, un porcentaje bastante elevado, el 47%, cree que la publicidad es en general bastante honesta.

¿Son tan elaboradas las mentiras de la publicidad que no dudamos en creérnoslas?

info

Las 27 piezas de Outdoor más premiadas de Cannes Lions: desde un cajero 'gay' hasta una original remodelación de fachadaAnteriorSigueinteEl "New York Times" revela la otra cara de Tim Cook

Noticias recomendadas