líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

Atención anunciantes: al cliente se le engaña una vez, no dos. Hace falta más esfuerzo

Este 2012 ha arrancado con una cifras de inversión publicitaria que dan escalofríos sólo con pensar en ellas. Y es que los presupuestos se están reduciendo cada vez más y el único bote salvavidas que parece quedarles a los profesionales del marketing y la publicidad es internet. Por eso no podemos aventurarnos aún a decir que la publicidad está muerta porque mientras se siga invirtiendo en display, podemos decir que hay luz al final del túnel. Al menos así lo apuntaba esta semana Enrique Dans en su blog escribiendo un post totulado: «La publicidad en su laberinto».

Como siempre que un buen autor escribe un buen post, los comentarios vienen solos bajo sus líneas y, en este caso, el debate se ha abirto en torno a la idea de si realmente la publicidad está o no de capa caída en España y de qué forma internet puede ser una tabla de salvación para anunciantes y agencias. Algunos internautas como José Antonio aseguran que «una de las peores cosas de la publicidad en la red es, sin duda, que te la imponen. No son pocos los periódicos digitales en los que, para ver un vídeo, tienes que tragarte como mínimo 10 segundos de anuncio, y eso si antes no te ha saltado un banner de esos que pillan toda la pantalla y que solo puedes quitar si encuentras la diminuta X en alguna de sus esquinas. En resumen, deberían crear algún tipo de control sobre esto, porque algunas webs son insufribles y esto deriva en una pérdida de lectores, casi seguro». Golpe duro para el display: ésta es la realidad, la que les cuentan los usuarios, no la que los anunciantes y las agencias creen conocer mediante estudios que muchas veces son de dudosa credibilidad.

Quizá Gaby Castellanos tenga razón cuando, en cada charla y cada ponencia a la que asistimos de la CEO de Sr.Burns dice que nadie ha hecho nunca clic en un banner, que son inútiles y que deberían extinguirse. Piénselo, quizá debería replantearse su plan de medios y apostar por otras vías, que el display da para mucho. Y es que, «si hacen publicidad tan bien, ¿por qué me llega periódicamente SPAM con anuncios de sus productos a mi buzón?», se pregunta Gorki, otro internauta que ha dejado su comentario en el post de Enrique Dans haciendo referencia a la ineficacia de las campañas de e-mail marketing, otro de los ámbitos de la publicidad que parece estar teniendo algunos problemas a la hora de enganchar y conectar con su público y con los consumidores.

Sin embargo, los hay que defienden la publicidad online, por ejemplo, en medios digitales, ya que, como afirma «Obervador» en respuesta al comentario de josé Antonio, «gracias a la publicidad no tienes que pagar una suscripción obligada al diario del que tanto te quejas. Porque, como comprenderás, las letras no se juntan solas por arte de magia…  Yo también querría un periódico de calidad, con las mejores plumas de todos los sectores, sin publicidad y por el cuál no tuviera que pagar un céntimo. Eso, aparte de vivir en el castillo de Eurodisney, claro». Así que no todo está perdido, lo hay que defienden y entienden la publicidad en un medio de comunicación porque la «molestia» que puede llegar a causarles les compensa si a cambio pueden leer de forma gratuita los contenidos que les intersan.

Aunque también los hay mucho más radicales y que llegan a afirmar que «la publicidad nos trata como enemigos, no como a clientes. Así que por mucho que me permitan leer un periódico de forma gratuita, al final, dejaré de leerlo si ésta es demasiado intrusiva. Seguro que encontraré alternativas». Inquietante esta opinión…

Con respecto a la idea que menciona Dans en su post de que Apple, siendo una de las marcas de su sector que menos invierte en publicidad, es la marcas más reconocida, valorada, «amada». Y que los anunciantes deberían aprender de esta estrategia, pero los internautas, como Javier Quintana, dicen: «A Apple le va bien porque detrás del marketing tiene buenos productos (no entremos en discusiones sobre si los hay mejores o no, por favor, que no es el tema) y buen servicio técnico. Y luego además tiene el marketing, el branding, la fidelidad y el “reality distortion field”, pero de lo que no se dan cuenta muchos es que lo primero que hay que hacer para vender algo es tener algo para vender. Lo que no vale es apresurar un mal producto para competir con otro y luego intentar solucionarlo con una campaña publicitaria. Que puede que funcione una vez y los publicistas se den palmaditas en la espalda, pero a los clientes les engañas una vez, no dos».

Para terminar, nos quedamos con la opninión de Carlos: «es una cuestión de mediocridad. La avestruz que esconde la cabeza… porque para eso no hay que pensar… Los principios de racionalidad, de método científico como único camino al conocimiento, chocan con la realidad en la que todos buscamos un “puesto”, ser felices. Quizás no sea coincidencia que Jobs fuera objetivista, quizás lo que tiene Apple que no tiene la mayoría son millones de horas de esfuerzo y dedicación a la pregunta «¿Cómo vender nuestro producto?» Mercadona es otro que apenas hace publicidad y se centra en su negocio…»

Samsung da un paso más en la publicidad móvil mediante un acuerdo con OpenXAnteriorSigueinteLa Semana Santa también se instala en los smartphones con aplicaciones como 'iCofrade'

Noticias recomendadas