líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

App install fraud: aplicaciones descargadas por bots

Aumenta el fraude en la instalación de apps y el daño a la industria publicitaria

El 22,6% de las apps descargadas de manera no orgánica en todo el mundo se consideran fraudulentas, según un reciente estudio.

fraude-app-bot

Detrás de las instalaciones de aplicaciones no siempre hay una persona real: a veces son descargadas por bots. Este fraude ocasiona a la industria publicitaria un daño que va en aumento, según estudio reciente de la compañía AppsFlyer. Solo en la primera mitad del año, las pérdidas ascienden a 2.300 millones de dólares.

Según el informe, el 22,6% de las apps descargadas de manera no orgánica en todo el mundo se consideran fraudulentas. Es decir, casi una de cada cuatro instalaciones de aplicación no ha sido realizada por una persona real. Si lo comparamos con el año anterior, en el primer trimestre el valor era del 15%, lo que se estimó en un daño de entre 700 y 800 millones de dólares.

En la industria publicitaria, a este fraude se le denomina «app install fraud». Es un subtipo de fraude móvil en el que los estafadores hacen creer que han convencido a un usuario de que descargue una aplicación. Por eso, este tipo de fraude generalmente solo ocurre en campañas de aplicaciones basadas en CPI (coste por instalación), porque el anunciante solo paga al editor si un usuario ha instalado el software.

En el caso de las aplicaciones financieras, siete de cada diez instalaciones son falsas

Según AppsFlyer, las aplicaciones financieras son particularmente vulnerables a este tipo de estafa. En esta área, siete de cada diez instalaciones son falsas, dicen los expertos. Los casos se acumulan especialmente en Vietnam, Indonesia e India, pero también en Europa occidental, y sobre todo en Alemania, Gran Bretaña y España. Las aplicaciones de viajes, compras y entretenimiento también están en el punto de mira de los defraudadores.

«A menudo nos referimos al ad fraud como el juego del ratón y el gato», dice Ben Jeger, director gerente de Europa Central en AppsFlyer. Según Jeger, los mecanismos de protección ofrecidos por empresas como la suya han encontrado formas de contrarrestar los ataques.

«Pero desde abril de 2019, hemos visto un nuevo aumento: las estafa de la instalación de aplicaciones han evolucionado desde device farms con dispositivos reales hasta emuladores de dispositivos, así como bots sofisticados y otros sistemas con una escalabilidad ilimitada», apunta Jeger.

Cabe destacar que el sistema operativo de Apple es mucho menos vulnerable al fraude en la instalación de aplicaciones que el de Google. La estafa en Android no solamente es más de seis veces mayor que en iOS, sino que la tendencia alcista es mucho más pronunciada.

Snapchat lanza su primera campaña global con pulla a Instagram incluidaAnteriorSigueinteLa nueva campaña contra los incendios de Catalunya no olvida a las víctimas

Noticias recomendadas