líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Australianos de carne y hueso encaramados a vallas publicitarias protagonizan esta campaña de Cadbury

Marketing y PublicidadImagen de la campaña de Cadbury "It's amazing. Just ask this Aussie"

Cadbury coloca a australianos de carne y hueso en sus vallas publicitarias

Australianos de carne y hueso encaramados a vallas publicitarias protagonizan esta campaña de Cadbury

Cadbury ha tenido la feliz ocurrencia de colocar a australianos de carne y hueso en vallas publicitarias para vender las bondades del nuevo producto Caramilk.

Cadbury acaba de lanzar en tierras británicas Caramilk, una nueva tableta de chocolate blanco con sabor caramelo importada directamente de Australia. Y para vender las bondades de tan edulcorado lanzamiento la filial de Mondelez ha tenido la feliz ocurrencia de colocar a australianos de carne y hueso en vallas publicitarias a fin de convertirlos en portadores de encendidas (y sinceras) lisonjas dirigidas a Caramilk.

Tan sorprendente campaña, que rubrica la agencia VCCP, las integran tres vallas publicitarias instaladas en Londres, Manchester y Birmingham, donde los inquilinos a ellas adosados permanecerán una jornada a lo largo de esta semana.

Un australiano y dos australianas son las protagonistas de la nueva campaña de Cadbury. Sentados en plataformas colocadas ad hoc en las vallas publicitarias, estos tres australianos de pura cepa responden a las preguntas de los transeúntes sobre Caramilk. No en vano, en las vallas en las que están emplazados puede leerse la siguiente frase: «It’s amazing. Just ask this Aussie» (Es increíble. Pregunta a este australiano).

Los australianos que Cadbury coloca bajo los focos en esta llamativa campaña fueron seleccionados en un casting en el que se tuvo en cuenta tanto su pasión por Caramilk como su carisma, imprescindibles para estar encaramados seis horas al día a una valla publicitaria.

Además, quienes no puedan contemplar estas vallas «vivientes» en persona podrán interactuar con sus ocupantes en sesiones de preguntas y respuestas a través de Instagram.

Esta acción forma parte de la campaña de lanzamiento de Caramilk en Reino Unido, donde el producto desembarcó en las estanterías de los supermercados en agosto. La campaña, enfocada fundamentalmente a los millennials, incluye activaciones en Facebook, Instagram, Twitter, TikTok y YouTube donde diferentes australianos ensalzan el producto con frases como «te gustará más que tu gato» o «pensarás en él cuando comas otro chocolate».

 

Por qué la vulnerabilidad no es la "criptonita" de los líderes, es su superpoderAnteriorSigueinteNetflix se lanza a la conquista de los "gamers" en España con cinco videojuegos

Contenido patrocinado