Publicidad

AUTOCONTROL PROTEGE A LA MUJER DESDE LA ENTRADA EN VIGOR DE LA LEY CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Nota de Prensa:

Desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Genero, se ha incrementado la actividad de AUTOCONTROL en la aplicación de las normas referidas al uso publicitario de la imagen de la mujer, como consecuencia de la toma de conciencia que el sector publicitaria está realizando de los objetivos de la Ley.

Gracias al compromiso y cooperación de una parte significativa de la industria publicitaria, AUTOCONTROL ha aumentado su actuación a través de sus dos herramientas principales: de una parte, el sistema de resolución extrajudicial de reclamaciones en materia publicitaria (Jurado de la Publicidad) y, de otra, el servicio de consulta previa (“Copy Advice”) que ofrece la posibilidad a anunciantes, agencias y medios de comunicación, de consultar la corrección legal y ética de sus anuncios antes de su difusión al público.

En este contexto, desde la entrada en vigor de esta Ley el Gabinete Técnico de Autocontrol examinó, entre el 1 de enero de 2005 y el 31 de diciembre de 2006, la licitud y corrección deontológica de 6606 anuncios, antes de su emisión. En los informes relativos a estos 6606 anuncios se han incluido indicaciones relativas al art.3 de la Ley General de Publicidad (LGP) en materia de protección a la mujer en tan sólo 91 ocasiones.

Más concretamente, se ha indicado la necesidad de llevar a cabo modificaciones porque algún aspecto del anuncio podría infringir el art. 3 de la LGP en 47 informes. Por otra parte, en 44 ocasiones se ha indicado que el anuncio infringía el art. 3 de la LGP, y que por tanto se desaconsejaba su emisión.

Se podrían agrupar en tres grandes bloques los principales motivos por los que han fundamentado las Resoluciones del Jurado o los informes de Consulta Previa, cuando se han indicado modificaciones en los anuncios o su no difusión: “atentado contra la dignidad de la mujer”, “utilización del cuerpo de la mujer como objeto desvinculado del producto” y “presentación ilícita de comportamientos estereotipados”.

Entre las situaciones que se ha considerado que genéricamente se vulneraba la dignidad de la mujer por presentarla de forma vejatoria, se encuentran, entre otras: las que suponían un sometimiento de la mujer a la voluntad del hombre; las que asemejaban a una mujer a un objeto o tratarla como tal y las que mostraban comportamientos de abuso sexual (como pueda ser un pellizco no consentido en las nalgas).

Por otra parte, el criterio de “la utilización del cuerpo de la mujer como objeto desvinculado del producto” se refiere a supuestos en los que el cuerpo femenino (o partes del mismo), por su protagonismo en el contexto del anuncio, puedan ser considerados la parte captatoria del mismo y esa imagen se utiliza como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, simplemente para atraer la atención de los espectadores. Para considerar su carácter ilícito y si, por tanto, estamos en el supuesto mencionado, se tienen que tener en cuenta las mayores o menores connotaciones eróticas de la imagen empleada y las circunstancias en que aparece esa imagen en el anuncio (actitud activa o pasiva de la mujer, eventual focalización de la imagen sobre partes de su cuerpo, el rol y relación de la mujer con el argumento publicitario, la relación existente entre la imagen empleada y el producto o servicio promocionado, etc.).

Por último, se estaría ante una “presentación ilícita de comportamientos estereotipados” cuando el anuncio fomente estereotipos que discriminen a la mujer, por ejemplo cuando transmita el mensaje de que una mujer aparece desarrollando tareas (que conformarían el estereotipo) porque éstas son propias del género femenino.

En el apartado de reclamaciones, desde la entrada en vigor de esta ley hasta el 1 de enero de 2007, únicamente 5 de las 371 reclamaciones resueltas por el Jurado de AUTOCONTROL, se referían a infracciones del art. 3 de la Ley General de Publicidad en lo relativo a la protección de la mujer. Tres de ellas fueron estimadas por el Jurado que instó al anunciante a la modificación o cese de las campañas reclamadas; una fue desestimada por el Jurado y, ante la otra reclamación, la empresa reclamada decidió cesar la publicidad (aceptando la reclamación) por lo que resultó innecesario su traslado al Jurado. Por otra parte, en lo que llevamos de 2007 AUTOCONTROL ha recibido 3 reclamaciones relacionadas con la protección de la mujer, 2 fueron estimadas y 1 desestimada por el Jurado de la Publicidad

El motivo principal por el que se fundamentan todas las reclamaciones presentadas hasta el momento es la “utilización del cuerpo de la mujer como objeto desvinculado del producto”.

Las últimas resoluciones del Jurado de la Publicidad en esta materia, entre las que se encuentra la reclamación presentada por la Asociación de Usuarios de la Comunicación contra el anuncio de Dolce&Gabbana, pueden ser consultadas en la Web de la Asociación.

Tal y como recoge la Ley en su artículo 13, donde señala que “la Administración pública promoverá acuerdos de autorregulación que, contando con mecanismos de control preventivo y de resolución extrajudicial de controversias eficaces, contribuyan al cumplimiento de la legislación publicitaria”, AUTOCONTROL, se encuentra en conversaciones con la Secretaría General de Políticas de Igualdad, con el objetivo de encontrar fórmulas de cooperación que contribuyan a asegurar el cumplimiento de la aplicación de las normas publicitarias sobre protección de la mujer: de un lado, y proporcionen seguridad jurídica a los actores de la comunicación comercial, de otro.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir