líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadUno de los elementos religiosos más clásicos para celebrar el Día de la Publicidad: las estampas.

Los becarios se encomiendan a la oración en el Día de la Publicidad

Los becarios piden a San Publicito y San Publicita una profesión sin precariedad

La organización Basic Label ha recuperado uno de los elementos religiosos para celebrar el Día de la Publicidad: las estampas.

Con la lucha contra la precariedad que afecta a los becarios de publicidad como bandera, la organización Basic Label ha recuperado uno de los elementos religiosos para celebrar el Día de la Publicidad: las estampas. Desde la plataforma han querido llevar a cabo su particular homenaje a San Publicito y San Publicita, patrones del sector. La figura femenina fue creada por la agencia Grow con el fin de visibilizar a las mujeres que trabajan en publicidad.

La encargada de diseñar las estampas fue María Prado -directora de arte y Socia Fundadora de Basic Label-, quien también está detrás de la identidad visual de la iniciativa. Los textos, los firman Alberto Sánchez y Mariajo Jiménez  -redactores creativos y también Socios Fundadores del proyecto-.

«Lo que nosotros hacemos básicamente en nuestro día a día es pedir derechos laborales para los becarios. Nos dimos cuenta de que ‘pedir’ es justo lo que se hace cuando se reza a un santo y no podíamos desaprovechar la oportunidad de celebrar el Día de la Publicidad pidiéndole a nuestros patrones que nos echen una mano«, explica el equipo de Basic Label, que ha creado un total de tres piezas para la ocasión, las cuales se podrán ver en sus redes sociales en los próximos días.

Cada una de las estampas incluye una oración diferente dirigida a los patrones de la publicidad. Son plegarias que, a pesar del toque humorístico, mantienen el tono reivindicativo que caracteriza a la organización y mediante las cuales se pide a los santos que impulsen a las escuelas y agencias de publicidad para que reaccionen y se unan a la iniciativa.

Para las agencias y escuelas, unirse a Basic Label implica comprometerse a cuidar a los becarios -remuneración mínima de 300 euros mensuales, sinceridad sobre el futuro del becario en la agencia, derecho a vacaciones y provisión de equipo técnico- y, a cambio, poder identificarse con su sello de calidad, que certifica su compromiso.

Creada por Mariajo Jiménez en agosto de 2020, la asociación nació como un proyecto anónimo y en pocos días consiguió ganar cientos de seguidores en redes sociales y aparecer en medios especializados. A día de hoy, la iniciativa ha adquirido la forma jurídica de asociación, por lo que todo el mundo puede hacerse socio de manera gratuita, y su objetivo sigue siendo el mismo: que escuelas y agencias de publicidad se comprometan con la causa y lleven su sello de calidad.

«Muchos dicen que pedimos poco, pero creemos que ir paso a paso es la manera más eficiente de progresar. Una vez consigamos un apoyo mínimo, tendremos más margen para dialogar e ir ejecutando avances hacia la consecución de unos derechos básicos para los becarios de publicidad», concluyen con firmeza los miembros del equipo.

"Yo S.L.", el bestseller de Inés Temple sobre empleabilidad y marketing personalAnteriorSigueinteLeonardo DiCaprio se enchufa al volante del nuevo Fiat 500 para viajar a un futuro mejor

Noticias recomendadas