Publicidad

BMW convierte el nuevo M5 en un coche-bala para su última campaña

El nuevo BMW M5 no es sólo el sedán más rápido del mundo en su categoría, sino que también es increíblemente bonito. Tanto que la agencia Cundari Toronto lo ha convertido en un coche-bala protagonista de una obra de arte a gran escala visualmente increíble.

El concepto es muy simple. Un M5 azul calienta motores dentro de un túnel tubular, similar al cañón de una pistola, antes de dispararse a toda velocidad por el desierto, donde va destrozando una serie de obstáculos, como una manzana hecha de cristal, unos globos de agua gigantes y una diana. En el anuncio, estos impactos se ven en cámara lenta, lo que crea un efecto visual realmente espectacular.

BMW ha querido calificar a su nueva campaña de “arte de alto rendimiento”, porque no puede ser publicidad si no existe un juego de palabras. Aunque hay quien prefiere verlo más como pornografía de coches. Sea lo que sea, Cundari y BMW han logrado crear un vídeo de dos minutos con una producción magistral y lo suficientemente atractivo para no necesitar ningún texto que acompañe las imágenes.

Los golpes y la velocidad a través del desierto salado de Bonneville, en Utah, se complementan, de forma extraña aunque también armoniosa, con el Concierto Número 5 para piano de Beethoven, una melodía delicada que marca el contraste con el rechinar de las ruedas y el rugido del motor, apelando al lujo del coche al mismo tiempo que a su potencia.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir