líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La opinión de Bob Hoffman sobre el mensaje y el propósito de marca

La importancia del mensaje o cómo captar la atención del espectador en la era publicitaria actual

Berta Jiménez

Escrito por Berta Jiménez Actualizado el

Bob Hoffman, una de las figuras más críticas con el sector del marketing, lanza una nueva columna en la que se despacha a gusto sobre la publicidad actual.

Captar la atención de los espectadores es el principio absoluto de cualquier estrategia publicitaria. Y de este tema escribe precisamente Bob Hoffman, uno de las figuras actuales más críticas con el mundo de la publicidad y autor del blog The Ad Contrarian.

De hecho, ha realzado la importancia que tiene el mensaje en los medios de comunicación y en los anuncios. «Sé que hoy en día es muy anticuado afirmar que la parte más importante de un anuncio es el mensaje», comienza, «pero no puedo evitar creer que el éxito de mi carrera discográfica no depende tanto de cuántas canciones publique y dónde las publique como de si tengo o no algún éxito», dice haciendo una comparativa con el sector musical.

Con esta afirmación, el autor se refiere a que el mensaje es lo más importante de cualquier campaña de publicidad, dado que es el elemento que puede calar más profundo en los consumidores. Ni el formato ni el diseño ni el medio ni otros componentes son tan determinantes para atraer la mirada del público.

También aborda en su columna de opinión el tema de la confidencialidad y la privacidad de los datos y pone como ejemplo el caso de Facebook. Según revela, en esta compañía ha habido trabajadores de alto nivel que han declarado que no saben cómo encontrar la información personal de los usuarios.

La aversión de Bob Hoffman hacia las redes sociales y el entorno digital es de sobra conocida. Por eso, se empeña en recordar que este lunes, Meta, la matriz de Facebook, fue multada con 400 millones de dólares por los reguladores europeos en Irlanda por violar las leyes de privacidad en su tratamiento de los datos de los niños en Instagram. «Parece que los reguladores en Europa han descubierto que las leyes GDPR que aprobaron hace cinco años se pueden aplicar«, apunta.

El propósito de marca y el ‘greenwashing’

Volviendo al mensaje, Bob Hoffman critica en su artículo la «manía» que tienen las empresas de dejar claro su propósito. Si bien un mensaje fiel a la realidad tiene un gran poder dentro de los anuncios de las marcas, aquellos mensajes que exageran las bondades de ciertos productos no son nada bienvenidos por este experto.

De hecho, cuenta que Unilever ha apostado fuertemente por el «propósito de marca» como táctica de marketing. Su director general, Alan Jope, ha dicho: «Creemos que la evidencia es clara y convincente de que las marcas con propósito crecen. Lo creemos tan firmemente que estamos dispuestos a comprometernos a que, en el futuro, cada marca de Unilever sea una marca con propósito».

A esto, Hoffman ha respondido que hay marcas que no necesitan presentaciones y se ha burlado de aquellas compañías que, tras muchos años dándose a conocer, todavía necesitan explicar cuál es su misión empresarial. Asimismo, criticó a aquellas empresas que llevan el greenwashing al extremo, es decir, que abogan por la sostenibilidad y por la protección del planeta cuando en realidad no tienen ninguna intención cambiar su modus operandi para proteger el medioambiente.

En el caso de Unilever, la Autoridad de Estándares Publicitarios del Reino Unido sancionó a la compañía por emitir un anuncio de su marca de detergente Persil, que afirmaba que la marca era «más amable con nuestro planeta», un claro ejemplo de greenwashing.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Estas son las series preferidas para alzarse con los Premios EmmyAnteriorSigueinteAnunciantes y editores se preparan para un mundo sin cookies: ¿cuál es la forma correcta de dirigirse al usuario?

Contenido patrocinado