Publicidad

Los deseos se hacen realidad en este anuncio de Lincoln

Una bola de nieve hace realidad los deseos de una niña en este spot deliciosamente nevado

Una bola de nieve hace realidad los deseos de una niña en este spot deliciosamente nevadoAunque son habitualmente los retailers quienes más se dejan embrujar por la lucrativa pareja formada por Navidad y publicidad, los fabricantes automovilísticos no pueden resistirse tampoco al embrujo de los anuncios navideños.

Es el caso de la marca coches Lincoln, que acaba de lanzar allende los mares un spot navideño de lo más adorable y fiel al espíritu festivo reinante durante esta época del año.

El anuncio está protagonizado por un niña que desde el asiento trasero de un Lincoln contempla una ciudad donde todo el mundo parece estar pegado (con pegamento extrafuerte) a la pantalla de sus queridos dispositivos móviles.

Desencantada por lo que ven sus ojos, la pequeña decide agitar la bola de nieve que lleva en la mano y tan pronto como lo hace, un suerte de hechizo parece apoderarse de la ciudad, de cuyos cielos despejados comienza a caer nieve de manera copiosa.

A continuación, y convencida de los poderes mágicos de su bola de nieve, la niña vuelve a agitarla y entonces los transeúntes comienzan a fundirse en apasionados besos (pese a ser perfectos desconocidos).

Después caen del cielo, convenientemente enganchados a paracaídas, regalos para los niños y las calles se llenan de simpáticos renos.

El anuncio se cierra con el eslogan “It all begins with a wish” y con una escena en la que varias parejas se marcan un vistoso número de baile en las calles de la ciudad.

La agencia Hudson Rouge firma el nuevo y adorable spot navideño de Lincoln.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir