Publicidad

Este spot se ríe de la obsesión de la publicidad con los millennials

Bud Light se mofa de la publicidad poseída por el "demonio" (supercool) de los millennials

No es ningún secreto que la publicidad bebe los vientos por los millennials, que son al fin y al cabo los "niños bonitos" de los anunciantes.

Consciente de esta realidad (la obsesión de los publicitarios por la Generación Y), Bud Light ha estrenado en Reino Unido un spot que se burla precisamente (y sin ningún tipo de miramiento) de la absurda obcecación de la publicidad con los millennials.

El anuncio, que trata paradójicamente de conectar con la Generación del Milenio, tiene como escenario una playa, donde un puñado de millennials de manual hace “kite-surfing", monta a caballo y baila con máscaras alrededor de una hoguera.

En el casting (típicamente millennial) del spot destacan un muchacho pelirrojo provisto de una frondosa barba, una chica peinada a lo afro, y también un adorable conejo.

Un atractivo joven embutido en un entalladísimo bañador y enfocado de espaldas pone el broche de oro al anuncio, que lleva por lema “Keep it Bud Light”.

Ser millennial (hasta las últimas y estereotipadas consecuencias) es muy duro, por lo que mejor es suavizarla un poco regando el gaznate con una buena cerveza. Eso es lo que viene a decir el último spot de Bud Light, que lleva la firma de Wieden + Kennedy Londres, la productora Sonny y el regidor Ali Ali.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir