Publicidad

Las siestas, a la orden del día en los restaurantes de Burger King

Burger King pilla a sus clientes echándose la siesta tras devorar sus suculentas hamburguesas

En una campaña estrenada recientemente en México y firmada por la agencia We Believers Burger King retrata a sus clientes echándose la siesta para zamparse sus hamburguesas de mayor tamaño.

burger kingEn España y también en muchos países de Latinoamérica la siesta es una tradición casi sagrada (para quien tiene la fortuna de poder practicarla de vez en cuando). La combinación de clima templado y comida copiosa es la receta perfecta para caer en los brazos de Morfeo una vez finalizado el almuerzo.

Sin embargo, y pese a que el ritual de la siesta es perfectamente normal en casa (o si acaso en el banco del parque más cercano), nadie esperaría a priori verlo en práctica en los normalmente ruidosos y multitudinarios restaurantes de Burger King.

Así y todo, la responsable de un restaurante de Burger King sito en México DF reparó en que muchos de sus clientes echaban cabezaditas sin ningún tipo de disimulo en el establecimiento.

Aguijoneada por la curiosidad, la manager constató después que la mayor parte de los clientes durmientes había ingerido previamente las hamburguesas más grandes de Burger King, las pertenecientes a la "King's Collection". Parece, por lo tanto, que cuanto más grandes son las hamburguesas que se meten en pecho y espaldas los clientes de Burger King, más propensos están a quedarse "fritos".

Las hamburguesas gigantes de Burger King, un somnífero infalible a la hora de echarse la siesta

Durante una conversación con Gustavo Lauria, cofundador de We Believers (una de las agencias de Burger King), la responsable de este restaurante mexicano compartió con el publicitario su peculiar observación. Y esa observación acabó prendiendo la mecha de una campaña en la que Burger King retrata a sus clientes en un auténtico coma post alimenticio.

Los héroes que desfilan por los diferentes anuncios que integran esta campaña de publicidad gráfica son figuras serenas, estáticas y ligeramente recostadas que destacan inevitablemente en el bullicioso ambiente que se respira habitualmente en los restaurantes de McDonald's.

En los anuncios aparece sobreimpresionada la frase "They're that big" a fin de promocionar las gigantescas hamburguesas de la "King's Collection" de Burger King en México. Además, en la franja inferior de las instantáneas aparece información adicional (fecha, hora y localización el restaurante) con el último objetivo de hacer lo más genuina posible la campaña.

Para llevar a cabo la campaña We Believers contrató a un fotógrafo que estuvo durante un mes entero acechando a los comensales de varios restaurantes de Burger King para cazarlos en plena siesta. Eso sí, tan pronto como los retratados despertaban del coma, el fotógrafo se tomó la molestia acercarse a ellos para explicarles la naturaleza de su proyecto y solicitarles su permiso (firmado por supuesto) para utilizar su imagen.

Aunque enfocada en el mercado mexicano, Lauria está convencido de que la campaña podría viajar perfectamente a otros países, donde probablemente los opíparos menús de Burger King provocan también somnolencia a los clientes de la famosa cadena de comida rápida.

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

LIONS LIVE

Podcast

Compartir