Publicidad

El Gran Premio del c de c 2019 o la polémica que nunca debió existir

C de c 2019: un Gran Premio muy reñido

El Gran Premio del c de c 2019 ha generado debate en el sector sobre un cambio de reglas del jurado que, a su parecer, le privó de recoger el galardón.

c de c 2019La última edición del festival publicitario c de c 2019, organizado por el Club de Creativos y celebrada en San Sebastián entre los días 28 y 30 de marzo ha sido el gran escaparate de la mejor creatividad nacional que, sin embargo, se ha visto envuelta en polémica a raíz de un cambio de reglas de última hora.

El motivo de la discordia fue el Gran Premio del festival que obtuvo la campaña “Sé más viejo” de la agencia China para Adolfo Domínguez, muy alabada en la industria pero cuyo reconocimiento no ha sido justo para algunos.

Según el reglamento del c de c, para optar al Gran Premio, una pieza “habrá de estar inscrita y premiada en los dos grandes apartados, IDEAS y CRAFT, tener un oro en uno de ellos, y al menos una plata en el segundo”. Además, “no pueden concurrir al Gran Premio las piezas inscritas en la categoría 14 de IDEAS, de Servicios públicos sin ánimo de lucro y ONG”.

Atendiendo a las normas escritas, la campaña ganadora no podría haber quedado entre las finalistas a optar por el Gran Premio pues obtuvo oro en Ideas, pero bronce en Craft.

De esta manera, las bases del concurso la dejarían fuera de la lucha por el Gran Premio, un galardón al que solo podría haber sido candidata la campaña “¿A qué estamos jugando?", de DDB para Volkswagen, que se llevó un oro en Ideas y una plata en Craft.

Aunque “Hope” de señora Rushmore para el Comité Internacional de Cruz Roja también consiguió sendos oros en ambas categorías, la exclusión de aquellas piezas inscritas en la categoría 14, de servicios públicos sin ánimo de lucro y ONG a la que pertenece la dejaría fuera.

Las preguntas que se plantean a partir de este momento son muchas. Y es que, si nos regimos por las normas, la pieza de DDB debería haberse llevado el Gran Premio de manera automática al ser la única que se adecuaba a las bases.

Perplejidad en el Club de Creativos y el jurado

El jurado, compuesto por 24 profesionales, decidió ampliar los márgenes, flexibilizar las normas permitiendo la entrada en la lista de finalistas a las campañas que consideraban merecedoras del mayor reconocimiento.

“En el c de c hay una máxima: el jurado es soberano”, Concha Wert (Club de Creativos)

Una situación que, según declara a MarketingDirecto.com Concha Wert, gerente del Club de Creativos, se dio con la mayor naturalidad y normalidad, aportando una nueva solución a un escenario inédito en la historia del festival.

“En el c de c hay una máxima: el jurado es soberano”, cuenta Wert que considera que el sistema y la dinámica de votación se va adaptando según la necesidad, algo que no es nuevo, sino que “ha sido así desde el primer día".

Este año, al no haberse dado nunca el caso de que una sola pieza quedase clasificada para el Gran Premio, los profesionales que formaban parte del grupo decisorio decidieron encontrar una vía alternativa para que más piezas pudiesen optar al Gran Premio.

Tras una nueva fase de visionado de las piezas que consideraron debían estar en el grupo seleccionado y una nueva votación se eligió la ganadora en un proceso caracterizado por el debate y el consenso.

De esta manera, Wert descarta toda hipótesis de conspiración o boicot y traslada la perplejidad en la que se encuentra tanto el Club de Creativos como el jurado ante la situación que se ha generado.

“Se ha hecho una noticia de algo que no lo era. Es una situación rara, casi de chiste. Está siendo algo kafkiano”, señala en referencia al tratamiento de lo ocurrido por parte de algunos medios.

Decepción en DDB

La agencia que, según la norma escrita, debía llevarse el Gran Premio, se plantea muchas cuestiones sobre el proceso de selección del jurado. Para José María Rull, presidente y CEO de DDB España, lo ocurrido en el festival es "una decepción" y muestra el rechazo de la agencia al cambio de normas.

"Cuando uno cambia una norma objetiva, las decisiones a partir de ahí se vuelven subjetivas", J.M. Rull (DDB)

"Creemos que las normas están hechas para que se cumplan. Cuando uno cambia una norma objetiva, las decisiones a partir de ahí se vuelven subjetivas", afirma el directivo a este medio.

Aunque Rull acepta las explicaciones que ha dado el Club de Creativos, muestra su disconformidad con lo sucedido, no tanto por el cambio de reglas, sino por el momento en el que se llevó a cabo, en medio de la celebración del festival.

Asimismo, expone sus dudas sobre el criterio utilizado para elegir las piezas candidatas. "¿Por qué se cogieron los bronces de Craft y no las de ONG’s?"  y cuestiona las consecuencias derivadas del cambio de normas: “Nosotros no teníamos ningún jurado en el festival y algunas de las piezas que se benefician de este cambio de norma sí los tenían”.

Sea como fuere, el objetivo del c de c es celebrar, homenajear y premiar el talento creativo español y, aunque la competencia siempre eleva los estándares, cuando se trata de ideas no existen ganadores o perdedores.

Que los mejores profesionales del país tengan dificultades para escoger qué trabajos merecen más ser reconocidos evidencia la alta calidad de la publicidad nacional y eso, sin duda, una victoria colectiva.

Te recomendamos

rakuten

A3Media Radio

The trade lab

Compartir