Publicidad

"CADA VEZ CUENTA. PIENSA" SLOGAN DE LA NUEVA CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN SOCIAL DE LA FAD

Nota de Prensa:

Se ha presentado la nueva campaña de sensibilización social de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) con el slogan “Cada vez cuenta. Piensa”. Tras tres años de campañas de comunicación dirigidas fundamentalmente a padres, madres, educadores y sociedad en general para sensibilizar sobre la necesidad de utilizar estrategias educativas desde las edades más tempranas (siete campañas utilizando el lema “La educación lo es todo”), la FAD apuesta por lanzar una campaña para alertar acerca de la tendencia al alza de la banalización de los riesgos asociados a los consumos de drogas, especialmente entre los más jóvenes. La FAD sigue estando convencida de la importancia de la educación, iniciada en la etapa infantil, como factor de protección frente a los riesgos de las drogas.

Pero igualmente, es consciente de que sin una percepción realista y objetiva de los riesgos, todos los esfuerzos en cualquier otro campo son baldíos. Por estos motivos, la FAD abre un paréntesis en su línea de comunicación para alertar, sin catastrofismos, sobre los riesgos que entrañan los consumos. Según los datos obtenidos en la última investigación sociológica de la FAD “La percepción social de los problemas de drogas en España. 2004”, por un lado existe entre la población española una actitud formal de rechazo ante los consumos de drogas en el plano teórico, mientras que en el plano de lo concreto, de los comportamientos realmente vividos, se ha normalizado la visión de las drogas y los consumos se ven como algo lógico. La proporción de quienes defienden que las drogas son algo a probar y que deben formar parte de nuestra experiencia cotidiana, como objetos de consumo, se sitúa alrededor del 20% de españoles de 15 a 65 años. Como razones para los consumos, la investigación apunta que el 59.2% de los consumidores lo hace por afán de diversión, por curiosidad (48.2%), por la moda y la presión de los amigos (46.6%) y por el gusto por lo prohibido (37.9%). Las razones de malestar personal o sociológico siguen muy a distancia. Estas tendencias son más claras en los jóvenes. En general, hay mejor imagen de las drogas y del consumo. Sólo el 44% de los encuestados, algo más de uno de cada tres, no encuentra ningún beneficio en el consumo de sustancias.

Podría resumirse lo anterior diciendo que estamos inmersos en una tendencia al debilitamiento de la visión de los riesgos de las drogas, incluso a su banalización; pero, más aún, la tendencia es a subrayar la dimensión de los beneficios. Por otra parte, el 75% de la población española defiende las campañas de comunicación como la medida más eficaz para prevenir los consumos de drogas entre los adolescentes. Por estos motivos, la FAD ha decidido lanzar una nueva campaña dirigida específicamente a jóvenes de 18 a 25 años ya que, según datos de la investigación, se trata de la franja etaria donde el porcentaje de personas que niegan la peligrosidad de las drogas es mayor. Los objetivos específicos de la campaña “Cada vez cuenta. Piensa” son: 1. Provocar la reflexión a través del slogan: “Piensa” con el que se intenta invitar a los jóvenes a reflexionar acerca de la responsabilidad que asumen cada vez que se produce una situación de consumo. 2. Combatir la frivolidad con respecto a los consumos de drogas. La campaña pretende concienciar acerca de que ningún consumo de drogas es completamente inocuo y que “Cada vez cuenta”. La campaña pone de manifiesto que cada ocasión de consumo implica un riesgo. 3. Aumentar la conciencia de riesgo de cada consumo de drogas utilizando un tono más directo.

ELEMENTOS DE LA CAMPAÑA
La nueva campaña de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, diseñada por la agencia de publicidad Delvico Red Cell y realizada por la productora Got Film, consta de un spot de televisión y otro para cine, una cuña de radio, dos diseños gráficos destinados a la inserción en medios impresos y publicidad exterior, un banner para internet y un website específico de la campaña (www.cadavezcuenta.com). “Cada vez cuenta. Piensa” se mantendrá en vigor durante un periodo mínimo de seis meses. Teniendo en cuenta el público objetivo al que se dirige la campaña se ha optado por utilizar un tono llamativo, diferente y no adoctrinante. El spot de televisión se desarrolla en dos ambientes distintos. En un principio aparece en pantalla un grupo de adolescentes en un baño de una discoteca consumiendo cocaína. Al abrir la puerta de salida del baño, no salen a una discoteca sino a un plató de un concurso televisivo donde todo el público y el presentador les mira atentamente. Este cambio imprevisto de escenario representa el paso del mundo real a un mundo “imaginario” tras los consumos. Al entrar en el plató de televisión, los jóvenes son invitados por el presentador a participar en el concurso “Cada vez cuenta” donde a través de la metáfora de una ruleta se especifican los riesgos y beneficios que pueden “ganar” gracias al consumo de drogas que acaban de realizar. La ruleta representa la aleatoriedad con respecto a las consecuencias de los consumos de drogas. Los “premios” disponibles son: paranoia, relax, vómito, risas, coma, depresión, euforia o buen rollo.

El tono utilizado en el spot es premeditadamente directo y agresivo, y reproduce la estética de los concursos televisivos que cuentan con público en plató. El montaje sigue las normas utilizadas frecuentemente en los vídeoclips: movimientos bruscos de cámara, rápida sucesión de imágenes, etc. La elección de esta estética ha sido motivada por su adecuación al público objetivo al que se dirige la campaña, jóvenes de 18 a 25 años. La gráfica de la campaña muestra un primer de plano de un chico y una chica que tienen sobreimpresionados en la parte frontal de su cerebro una “cartilla de cupones” donde cada “cupón” representa un consumo de una sustancia: porros, pastillas y cocaína. En la imagen se muestran varios cupones arrancados que representan los consumos ya realizados por el joven. El espacio en blanco resultante intenta mostrar que cada vez que se consume se dejan en el cerebro espacios en blanco. La cuña de radio, dirigida a la franja más joven del público objetivo (18-20 años), reproduce música “progressive” o “mákina” en una discoteca donde la sirena simboliza, por un lado, el cambio de ritmo y, por otro, una situación de consumo. A medida que avanza la cuña, el sonido de la sirena se convierte en el sonido de una sirena de ambulancia. El mensaje que se pretende transmitir es que cada consumo de drogas puede tener consecuencias. Como novedad, es necesario reseñar que en esta campaña se ha incluido un nuevo elemento, Codilink, que combina la tecnología de móvil con el correo electrónico e internet.

La FAD está interesada en comunicar y no solo en emitir información, por eso nos interesa conocer quiénes son los destinatarios de nuestras campañas, cómo las reciben, qué observaciones, críticas o reflexiones les sugieren. Ese conocimiento es importante para guiar nuestra acción y mejorar nuestra eficacia. Hoy, las nuevas tecnologías nos ayudan a establecer esa comunicación y abren la posibilidad de obtener respuesta y de establecer un diálogo. Por ello, esta campaña incorpora como novedad un sistema –Codilink- que nos permite, gracias a las comunicaciones móviles e Internet, establecer un sistema de comunicación y retroalimentación con nuestras audiencias. La campaña será difundida de manera gratuita por la gran mayoría de los medios de comunicación españoles de ámbito nacional, autonómico y local, a quienes la FAD quiere agradecer su colaboración completamente desinteresada sin la cual sería imposible el desarrollo de este tipo de iniciativas.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir