Publicidad

USPS subraya el poder de las cosas pequeñas en este anuncio

La calidad de los regalos no se mide por su tamaño, según este encantador spot de USPS

En la Navidad el materialismo amenaza con eclipsar el verdadero espíritu de esta fiesta y nos olvidamos muy a menudo de que el verdadero sentido de esta época del año no es consumir a destajo sino compartir (y amar a nuestros semejantes).

Por esta razón el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) ha elegido para su nuevo spot navideño una tierna historia que recuerda al espectador que los regalos más preciosos no son los más caros ni tampoco los más grandes.

El anuncio de USPS está protagonizado por un niño que, pese a la proximidad de la Navidad, está extrañamente apesadumbrado. Mientras se balancea en solitario en un columpio, el pequeño mira lleno de tristeza a su querido osito de peluche, que se han quedado sin nariz (quizás de todo el amor que le ha procurado su dueño).

Los padres del niño observan con preocupación la creciente nostalgia que embarga a su vástago, que es incluso incapaz de esbozar una sonrisa en uno de los momentos más mágicos del año: cuando las luces del árbol de Navidad de la ciudad donde reside por fin se encienden.

La madre del muchacho decide poner fin al desconsuelo de su hijo haciendo un pedido online. Y el espectador contempla entonces el durísimo trabajo que lleva a cabo USPS durante las vacaciones de Navidad.

El paquete con el regalo comprado por la madre llega por fin a casa y cuando el niño que protagoniza el spot de USPS lo ve bajo el árbol de Navidad, se le ilumina el rostro.

Dentro del paquete que con tantísimo mimo ha transportado USPS hay una nariz para “completar” por fin el pobre osito de peluche del pequeño.

“Sabemos que las cosas más pequeñas son a veces las más grandes”, dice una voz en off al final del spot.

El anuncio de USPS, que lleva por lema “Priority: You”, lleva la firma de la agencia McCann Nueva York.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir