líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

Una Navidad diferente

Una campaña sin optimismo desaforado, la apuesta de Martiko para una Navidad atípica

En un entorno difícil, la marca navarra Martiko recuerda la importancia de saber de dónde venimos, la fuerza de las historias, de las esencias, de compartir, del orgullo de pertenencia.

Navidad

Una campaña de Navidad atípica, en la que se resiente la inversión, en la que los mensajes habituales no sirven, donde ni cabe el optimismo desaforado ni los buenos deseos, donde el saldremos más fuertes está agotado: así es la apuesta de Martiko para estas navidades.

En un entorno difícil, la marca navarra Martiko recuerda la importancia de saber de dónde venimos, la fuerza de las historias, de las esencias, de compartir, del orgullo de pertenencia.

Bautizada como «Somos Martiko», el spot de Navidad es un recorrido por los valles, los ríos y las montañas navarras que les vieron nacer y crecer, los lugares a los que pertenecen y de los que se sienten orgullosos: las Cinco Villas, El río Bidasoa, y el mágico Baztán.

Una potente campaña centrada en un audiovisual dirigido por Telmo Esnal, autor de Dantza, Akelarre, etc. Películas cargadas de esencias, tierra y raíces, Goya por Aupa Etxebeste y Premio Lurra de Greenpeace en el pasado Festival de Cine de San Sebastián, con un equipo en el que destaca la dirección de arte de Mikel Serrano (Ventajas de viajar en tren, La trinchera infinita, El Ministerio del Tiempo, Loreak y Premio Goya por Handia) y la fotografía es de Charli Arguiñano, que tan bien conoce cada rincón por su trabajo en la Trilogía del Baztán.

Martiko es una empresa familiar que cuenta en su ADN con una misión clara: el respeto por la tradición, por los que vinieron antes y por los que vendrán después. Por la tierra que les ha visto nacer y que dejarán a sus hijos. Por la forma de hacer las cosas, la artesana y la que incorpora lo último en tecnología. Respeto por los animales que crían y, por encima de todo, respeto por sus clientes, desde los chefs más reconocidos a los miles de hogares que confían en ellos. De ahí esta campaña de Navidad tan especial.

¿Sus orígenes? Un recorrido del que la pequeña localidad de Bera es testigo. Puerta del mágico Baztán, retiro de los Baroja, enclave del viejo Reyno de Navarra que se extendía a ambos lados de los Pirineos, por ella pasaría camino de Bayona el maíz llegado de América y que un día sería pieza clave de la industria del pato. En 1992 la empresa decide seguir el curso del Bidasoa, los apenas 15 kilómetros que la separan de su desembocadura. Y del Mar Cantábrico al del Norte, embarcándose en la elaboración de pescados ahumados.

«Miles de kilómetros de una ruta abierta a base de una combinación de trabajo e innovación que ha logrado que hoy contemos con las instalaciones, la infraestructura y el personal necesario para poder poner al alcance del consumidor, un producto único y de excelente calidad», señala la compañía.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.
FICHA TÉCNICA
Cliente: Martiko
Campaña: Somos Martiko
Fecha: diciembre 2020
Agencia: Herederos de Rowan
Piezas: Spot TV 1’20” y varias versiones de 20″.
Contacto cliente: Maite Bazán.
Equipo agencia: Fernando Uribe, Iñigo Burgui, Óscar Bilbao
Productora: Atera Films
Producer: Miren Aperribay
Realizador: Telmo Esnal
Director artístico: Mikel Serrano
Cámara/fotografía: Charli Arguiñano
Música: Peio Ramirez
Locución: Iñaki Beraetxe
Sonido: Mediavox
Foto fija: Alex Iturralde

En el último y suculento "hit" de J Balvin los ingredientes los puso McDonald'sAnteriorSigueinteMaterial para estudiar las Oposiciones de Correos 2020

Noticias recomendadas