Publicidad

Una campaña de publicidad que retrata el drama de los refugiados gana en World Press Photo

word-pressEl proyecto "Retratos de familias perdidas" ha sido galardonada en el concurso World Press Photo. Se trata de una serie de fotografías de retratos "formales" de familias que han escapado de la guerra en Siria y han podido encontrar refugio en el valle Bekaa en el Líbano.

Las fotografías están encuadradas en un entorno crítico, donde se aprecia en el fondo de las imágenes un paraje desolador, adornado por un campo de refugiados y niños descalzos deambulando alrededor – por desgracia no se trata de un decorado, sino de la situación real de esas familias rotas -.

En estos retratos se simboliza la ausencia de los familiares muertos por la guerra con sillas vacías entre los miembros que han sobrevivido a la tragedia.

Este proyecto comisionado fue realizado para la Catholic Aid Agency for England and Wales (CAFOD), apéndice de Caritas Internacional. Las imágenes fueron tomadas por Dario Mitidieri y fueron editadas por un pequeño equipo de producción en Beirut.

La serie retrata 12 familias que tienen un denominador común: a todas les han arrebatado al menos un familiar. Esta campaña se configura como un recordatorio de la crisis de los refugiados sirios y del poder destructivo que la guerra tiene sobre las familias, y en este caso sobre los que se quedan atrás.

A diferencia de donde centran el foco de comunicación los medios, que básicamente es en la migración de estas personas, - normalmente con resultados trágicos a la hora de entrar a Europa - y la “crisis” que viven los países que no se quieren hacer cargo de la situación, Mitidieri ha querido informar sobre la propia gente que no ha podido ir más allá, principalmente por motivos económicos y está actualmente en los campos de refugiados.

Y no es para menos que aquellos que consiguen sensibilizarse sobre este drama quieran concienciar a los demás; las cifras son alarmantes. Aproximadamente 1.500 campamentos con una población de casi 2 millones de personas, un tercio de la población libanesa.

El haber ganado el Word Press Photo ha proporcionado un nuevo impulso a la campaña, la que hasta el momento había logrado conseguir casi medio millón de libras desde su lanzamiento en enero de este año.

Lo peculiar de este proyecto es que haya sido encargado por una agencia de publicidad, concretamente por M&C Saatchi Londres, con el objetivo de conseguir fondos para una agencia de ayuda humanitaria.

Esto llevó al fotógrafo Mitidieri a plantearse en voz alta una serie de cuestiones en su discurso de agradecimiento. “¿Se ha cruzado una línea invisible?, ¿es la brecha entre los mundos de fotografía editorial y comercial, cada vez más pequeña?, ¿está el Word Press Photo abriéndose al campo de la fotografía comercial o esta es solo una excepción?”.

Concluye con que la realidad es que más y más fotógrafos, especialmente fotoperiodistas y fotógrafos documentales están luchando para ganarse la vida como su puede. Quizá por el overbooking de competitividad que supone la presencia de las redes sociales y la facilidad que suponen o porque simplemente existen demasiados fotógrafos.

Las agencias de ayuda humanitaria normalmente suponen una fuente de trabajo e inspiración para los fotógrafos, pero se trata de un mercado muy competitivo en el que los presupuestos son mayoritariamente muy bajos. Por ello, Mitidieri lanza un consejo a estas agencias que salgan de su zona de confort e inviertan más en fotografía, ya que como se ha demostrado, puede reportar algo más que imagen humanitaria si se emplea con ingenio.

El ROI siempre vendrá inflado; en el caso de CAFOD en un 5.000% de su presupuesto de producción y relaciones públicas, con el que consiguieron una imagen de marca masiva y un valor potencial notoriamente aumentado.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir