Publicidad

CASI 64 MILLONES DE ESTADOUNIDENSES COMPARTEN INFORMACIÓN PUBLICITARIA REGULARMENTE

Cada vez con más frecuencia, los consumidores comentan un anuncio o reciben información sobre él mediante la familia, los amigos y a veces hasta de gente desconocida. Estas informaciones pueden desencadenar una decisión de compra o, incluso, de voto. Casi 64 millones de adultos norteamericanos comparte información publicitaria con regularidad y casi 25 millones de los mismos ha recibido esa información de internet, tal y como indica eMarketer.

La influencia del boca-oreja ha aumentado entre el público adulto estadounidense. De un 23,7% de personas mayores de 18 años influenciadas por este tipo de marketing en 2006, se ha pasado a un 28,4% en 2007 y se prevé que en los próximos años la tendencia seguirá subiendo, hasta el 34,4% que se dará 2011, según eMarketer.

Un estudio sobre marketing viral ha concluido que la influencia de este tipo de marketing no sólo hace que los consumidores den buena información sobre un producto, sino también que adviertan a la gente contra él.

Hoy en día, los consumidores tienen más formas de verse influenciados que las que nunca han tenido, pero, al mismo tiempo, tienen más defensas que nunca. Es por ello que el marketing boca-oreja es un arma de doble filo para los anunciantes porque nunca saben en qué se va a convertir lo que en un prinicipio es una simple campaña publicitaria.

Desafortunadamente, la mayor parte de las empresas trata de controlar o dirigir el fenómeno del boca-oreja pero en la mayor parte de los casos, ese control termina en fracaso. Todos saben cómo comenzar una campaña, lo malo es que nadie sabe cómo puede terminar.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir