líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Una chocolatina (repudiada) y una col de Bruselas se enamoran en este spot inspirado en Love Actually

Marketing y PublicidadFotograma del spot de Mars Celebrations "The Lonely Bounty"

Una chocolatina y una col de Bruselas replican una icónica escena de Love Actually

Una chocolatina (repudiada) y una col de Bruselas se enamoran en este spot inspirado en Love Actually

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Una barrita de Bounty (la chocolatina menos apetecible del surtido "Celebrations" de Mars) encuentra a su alma gemela en una col de Bruselas en un divertido spot navideño.

En las entrañas de los envases del surtido de chocolatinas «Celebrations» que Mars comercializa por estas fechas hay producto al que nadie parece querer hincar el diente (quizás porque su sabor es demasiado exótico). Nos referimos a las barritas de coco recubiertas de chocolate Bounty.

El repudio al que sometida invariablemente esta chocolatina en Navidad es precisamente el hilo conductor de un divertido spot que se inspira a todas luces en películas románticas como Love Actually y El diario de Bridget Jones.

Creado y producido por la agencia de relaciones públicas Taylor Herring, el spot echa raíces en un estudio que concluye que las barritas de coco y chocolate Bounty son efectivamente las chocolatinas que menos hacen tilín al consumidor cuando compra el surtido «Celebrations«. El 52% de los consumidores confiesa que esta chocolatina es la que menos satisface a sus papilas gustativas. El mismo informe arroja además otro interesante dato: al 43% de la gente no le gustan las coles de Bruselas.

En vista de que tanto las barritas Bounty como las coles de Bruselas son alimentos bastante aborrecidos por el consumidor, Mars ha decidido emparejarlos en su nuevo anuncio.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Con el poema «In the Bleak Midwinter» como telón de fondo (que en Reino Unido se interpreta normalmente como si fuera un villancico), el spot fija la mirada en una barrita de Bounty que fracasa estrepitosamente a la hora de buscar el amor.

Después de buscar infructuosamente a su alma gemela en discotecas, restaurantes y otros lugares, la atribulada chocolatina se queda llorando en casa con unas llamativas zapatillas rosas en los pies. Aparece entonces una col de Bruselas que sosteniendo una serie de carteles (como hacía Andrew Lincoln en una de las escenas más emblemáticas de Love Actually) declara su amor a la barrita de Bounty.

Mediante este simpático spot Mars informa a sus clientes que, si así lo desean, podrán devolver las barritas Bounty repudiadas en sus surtidos «Celebrations» y intercambiarlas por una bolsa de Maltesers Teasers (que son al parecer el dulce predilecto de la gente en los packs de chocolatinas de la multinacional).

«Nuestro anuncio coloca bajo los focos el idilio entre dos auténticos outsiders: una barrita Bounty y una col de Bruselas. Se trata de la más improbable de las parejas, pero también posiblemente de una pareja para la eternidad», asegura Cemre Cudal, head of Christmas de Mars Wrigley.

Temas

Navidad

 

La gente se larga con viento fresco del trabajo para sofocar las llamaradas del "burnout"AnteriorSigueinteLas marcas de comida rápida son las más devoradas por los seguidores "fake" en Instagram

Contenido patrocinado