líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las cifras de vértigo tras la campaña de Jeremy Allen White para Calvin Klein

Jeremy Allen White y su derroche de "sex appeal" para Calvin Klein: ¿la campaña más eficaz de la historia?

La campaña de Jeremy Allen White para Calvin Klein generó un copioso torrente de impresiones en las redes sociales que se tradujeron en un valor en los medios de 74 millones de dólares.

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra Actualizado el

Para medir el éxito de una campaña hay que apalancar necesariamente la mirada en los tradicionales KPI y también en la forma en que esa campaña inspira (o no) a otras marcas. Cuando en enero de este año Calvin Klein se colgaba del brazo de Jeremy Allen White para presentar en sociedad su nueva y cacareada campaña de primavera, el éxito ungió doblemente a la célebre firma de moda. La campaña no solo dinamitó (para bien) todos los KPI sino que se la ingenió para inspirar a otras marcas. Que Calvin Kelvin tuviera el acierto de elegir como embajador a un actor galardonado doblemente poco después en los Globos de Oro y en los Emmy por su trabajo en la serie The Bear no hizo sino amplificar el alcance, ya absolutamente colosal, de su campaña.

La campaña, en la que intérprete fue retratado para la posteridad por el fotógrafo Mert Alas, estaba además en perfecta sintonía con otras campañas de Calvin Klein. Las arrebatadoras poses del protagonista, sus pectorales perfectamente cincelados y el magnífico escenario elegido para la campaña, el imponente «skyline» de Nueva York, fueron la sensacional amalgama que encaramó a Calvin Klein a la cima del éxito.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Que la campaña fue todo un triunfo para Calvin Klein quedó demostrado en el gran número de marcas que la parodiaron con mayor y menor fortuna. Particularmente excelsa fue la parodia de marca alemana de cerveza BRLO, que imitó fotograma a fotograma el anuncio de Calvin Klein con una única diferencia: su protagonista, con evidente sobrepeso, no era ningún émulo de Jeremy Allen White y su físico nada tenía de apolíneo.

Calvin Klein es filial del grupo Phillips-Van Heusen (PVH), que ha revelado ahora más detalles sobre la que es a ojos de muchos la campaña del año. Calvin Klein es la firma más importante del grupo y genera alrededor del 43% de las ventas de PVH, cuyas ventas alcanzaron los 9.200 millones de euros en 2023. La segunda firma más relevante en el porfolio de PVH es Tommy Hilfiger.

Con la inestimable ayuda de la campaña protagonizada por Jeremy Allen White, la imagen de Calvin Klein ha sido espoleada hasta el infinito y más allá. De acuerdo con PVH, la campaña generó un copioso torrente de impresiones en las redes sociales que se tradujeron en un valor en los medios de alrededor de 74 millones de dólares.

Especialmente beatífica es la circunstancia de que Jeremy Allen White resultara galardonado en los Globos de Oro y en los Emmy poco después del lanzamiento de la campaña. Y en ambas ocasiones el actor lució además «outfits» de Calvin Klein.

Con 56 años de vida, Calvin Klein ha atraído mucha atención en el pasado con sus campañas protagonizadas por celebridades. En 1992 el actor Mark Wahlberg protagonizó, por ejemplo, una comentadísima campaña para la marca. Sin embargo, la campaña de Jeremy Allen White para Calvin Klein destaca inevitablemente entre la multitud.

Un auténtico prodigio generando impresiones en los medios

En las primeras 48 horas tras su lanzamiento, la campaña generó un valor de 10,4 millones de dólares en los medios y se tradujo en un MIV (Media Impact Value) de 699.000 dólares para la marca Calvin Klein, según las cifras barajadas por Launchmetrics. Las cifras que maneja PVH concluyen que la campaña generó 12 millones de dólares en impacto en los medios en idéntico lapso de tiempo.

Mucho menor fue, en cambio, el MIV en sus primeras 48 horas de vida de las campañas de Michael B. Jordan y Carlos Alcaraz para Calvin Klein. La primera se tradujo en un valor de 3,8 millones de dólares y la segundo en un valor de 827.000 dólares.

En su último ejercicio fiscal Calvin Klein logró el «engagement» con el cliente más elevado de toda su historia, aseguraba hace poco Stefan Larsson, CEO de PVH. Y Larsson no tuvo prurito alguno a la hora de atribuir en buena medida este hito a la campaña protagonizada por Jeremy Allen White.

Larsson quiso asimismo poner de relieve que Calvin Klein tenía 134 millones de «followers» en Instagram, hasta un 60% más que durante el mismo periodo en 2023. Y no solo eso. Durante la primera semana de lanzamiento de la campaña la venta de ropa interior de Calvin Klein pegó un brinco del 30% en comparación con el año anterior.

¿Qué está detrás del éxito de la campaña protagonizada por Jeremy Allen White para Calvin Klein?

En el sensacional éxito de la campaña de Jeremy Allen White para Calvin Klein han incidido 5 factores diferentes:

  1. El «timing» elegido para el lanzamiento de la campaña fue absolutamente perfecto, pues esta salió del cascarón poco antes de que Jeremy Allen White fuera galardonado por su papel en la serie The Bear en los Globos de Oro y en los Emmy.
  2. La campaña de Calvin Klein es provocadora, pero en ningún caso controvertida y está perfectamente alineada con la tradición de la marca.
  3. El componente enfocado a las redes sociales de la campaña se diseñó cuidadosamente para atraer a la Generación Z y hacer en último término más atractiva la marca Calvin Klein para los más jóvenes.
  4. En la campaña se fusiona con suma maestría lo retro y lo contemporáneo. En un momento en el que la Generación Z y a la Generación Alfa les encanta zambullirse en los armarios de sus padres en busca de prendas antiguas con el último objetivo de modernizarlas, la campaña de Calvin Klein captura muy bien el «zeitgeist» actual.
  5. Calvin Klein es fiel a sus valores en la campaña, que precisamente por esta razón rezuma autenticidad. La moda estadounidense está indisolublemente unida en el imaginario popular a Nueva York y todo en la campaña hace alusión a la Gran Manzana. Nueva York es no solo el escenario de la campaña y la patria chica de Calvin Klein, sino también casualmente la ciudad natal de Jeremy Allen White.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

El equipo de Spark Foundry continúa creciendo con tres nuevos talentosAnteriorSigueinteMás del 90% de los usuarios españoles cambiaría de marca tras una mala experiencia

Contenido patrocinado