líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Claves para redactar eslóganes de lo más "pegadizos"

La redacción de eslóganes “pegadizos”, aquellos que se quedan grabados a fuego en la mente del consumidor, es un auténtico quebradero de cabeza para los creativos y cada uno aborda esta difícil tarea de manera diferente. Inc. ha sondeado a varios profesionales de la publicidad para poner al descubierto los mejores métodos para redactar eslóganes:

1. Confía en los accidentes
“Lo más divertido de redactar eslóganes que en muchos casos su escritura surge de manera accidental. Rara vez hay algo realmente bien planeado. Siempre tienes algo escrito que crees que es perfecto, pero de repente surge de la nada otra cosa que es aún más perfecta. Hay muchas variables y nunca sabes de dónde va a venir la inspiración”, apunta Joe Alexander, director creativo de la agencia Martin.

2. Crea una respuesta emocional
“Me gustan los eslóganes que te transportan emocionalmente a algún lugar. La coletilla “Zoom Zoom” de los spots de Mazda, por ejemplo, te hace sentir como si fueras de nuevo un niño. Regresas por un momento a la época en que era más joven y más feliz”, explica Arnie DiGeorge, director creativo de R&R Partners.

3. Busca el equilibrio
“A diferencia de los logotipos, los eslóganes evolucionan más a menudo para adaptarse a los nuevas tendencias del mercado. El reto es crear un mensaje que resulte claro y conciso para el consumidor. Es importante buscar un equilibrio entre la relevancia y la frescura del mensaje. Cambiar de eslogan demasiado a menudo puede repercutir negativamente en la imagen del producto”, advierte Jerry Matthews, ejecutivo de cuentas de Kilmer & Kilmer.

4. No tengas miedo de los eslóganes largos
“Muchas empresas piden a las agencias eslóganes breves y concisos como el mítico ‘Just do it’ de Nike. Sin embargo, un eslogan largo puede conectar también con el cliente si su ritmo y su sintaxis son buenas, y su mensaje capta la esencia de la marca”, señala Robert Duncan, director creativo de Duncan/Channon.

5. Lo negativo no tiene por qué ser malo
“Palabras como ‘no’ o ‘nunca’ son desterradas a menudo de los eslóganes por su supuesta carga negativa. Aun así, el eslogan de la multinacional Sara Lee ‘Nobody doesn’t like Sara Lee’ (No hay nadie al que no les guste Sara Lee) es un ejemplo de que cómo un lema negativo puede resultar también enormemente positivo”, dice el consultor de marketing Jim Morris.

6. Haz una llamada a la acción
“Algunos eslóganes como ‘Just do it’ son en realidad llamadas a la acción. Para apostar por este tipo de lemas publicitarios hay que conocer y entender a la perfección al público objetivo de la marca. Se trata de conocer las metas y aspiraciones del consumidor para animarle a cumplirlas”, indica Chuck Porter, presidente de Crispin Porter & Bogusky.

7. Huye del “ruido”
“La publicidad está plagada de palabras como ‘innovación’, ‘global’ o ‘poder’. Los consumidores ven estas palabras en todas partes. Son tan comunes que en realidad son ‘ruido’. Para conectar con el cliente, hay buscar las palabras que éste quiere oír sobre la marca y no las que la marca quiere que oiga”, subraya Jasmine Tanasy, directora de la agencia de branding Landor.

 

Las tendencias del e-Commerce en el 2011AnteriorSigueinteEn el CRM, la actitud hace la diferencia

Noticias recomendadas