líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Coca-Cola, el primer anunciante que da la cara por Telecinco y su "Campamento de verano"

Coca-Cola no se doblegará al chantaje al que están siendo sometidos varios anunciantes para emitir su publicidad en el reality de Telecinco «Campamento de verano». Así lo asegura su presidente, Marcos de Quinto, que defiende que la popular marca de refrescos continúe anunciándose en el controvertido programa de Telecinco alegando que no puede permitir que alguien imponga su moralidad a otros.

«Mi obligación moral es impedir que nadie imponga su moralidad a otros limitando las libertades y reinstaurando la censura». Así de tajante se muestra de Quinto en varios comentarios realizados durante los últimos días en su cuenta en Twitter y de lo que se hace eco Vanitatis.

«Pides que retire la publicidad de los programas que la gente libremente ve por ‘son basura’ ¿quién determina que lo son?», señala en el presidente de Coca-Cola en otro tuit. «¿No hacéis campaña contra los anuncios de masajes en los periódicos, por ejemplo? ¿No es esa explotación más denigrante?», agrega de Quinto en respuesta a un usuario de la famosa red de microblogging. «Da la impresión que hay mucha gente que echa de menos ‘la censura’ y que se desea imponer ‘su moralidad’. Yo no», sentencia de Quinto.

 

 

 

«Es que yo no sé a qué te refieres porque no veo ese programa. ¿Tu sí? ¿Has probado ya a cambiar de canal?», replica el presidente de Coca-Cola a otra usuaria de Twitter.

 

Con estas declaraciones, Coca-Cola se convierte en el primer anunciante que da la cara por Telecinco y su «Campamento de verano» después de Burger King, Mutua Madrileña y McDonald’s decidiesen retirar su publicidad del programa de la cadena de Fuencarral atendiendo así a las demandas de una campaña iniciada la semana pasada desde la plataforma HazteOir.org.

El origen de esta campaña de boicot fue un polémico baño de chocolate protagonizado por Noemí Merino, concursante de «Campamento de verano», un baño que ya provocó las iras de la propia participante y que forzó a la cadena de Fuencarral a disculparse públicamente con ella. El programa obligó a Noemí a quedarse en bikini y a darse un baño de chocolate a pesar de ser alérgica para que sus compañeros pudieran después lamer su cuerpo cubierto de cacao.

Tras el baño de chocolate de la discordia, HazteOirg.org lanzó una campaña de boicot contra todos aquellos anunciantes que continuaran «financiando un programa que denigra a la mujer e insulta a los espectadores». La campaña ya acumula más de 30.000 firmas de apoyo y ha logrado que tres anunciantes, Burger King, Mutua Madrileña y McDonald’s, se desvinculen de «Campamento de verano».

 

Una serie sobre publicidad "muy loca" protagonizada por Robin Williams llegará a nuestras pantallas, ¿el próximo "Mad Men"?AnteriorSigueinte60 anuncios de los que le costará apartar los ojos

Noticias recomendadas