Publicidad

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidad

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidadEn el mundo del cine existen multitud de mitos: grandes actores, directores y hasta objetos de todo tipo. Parece que la pantalla de cine tiene la capacidad de crear mitos, y los fabricantes de coches no pierden la oportunidad de convertir modelos de coches en mitos con ruedas gracias al celuloide.

Convertir un coche en una estrella de cine es un sueño para cualquier empresa automovilística, ya que el coche adquiere un valor añadido difícilmente igualable mediante publicidad u otros medios. Asociar un coche a un superhéroe cinematográfico o a un atractivo personaje de ficción lleva a muchos usuarios indecisos a decantarse por ese modelo de coche antes que por otro.

El product placement con coches parece un negocio, que si funciona, puede resultar de lo más lucrativo.

A continuación le mostramos ejemplos en los que un coche se ha convertido en un mito gracias a la televisión o al cine:

1. El investigador privado Thomas Magnum de la serie de televisión norteamericana Magnum convirtió su Ferrari en un sueño para los espectadores de la popular serie. El actor Tom Selleck y su personaje Thomas son difícilmente imaginables sin su Ferrari 308 GTS.

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidad

2. La película de acción e intriga del año 1968 Bullitt protagonizada por Steve McQueen convirtió al Ford Mustang conducido por su protagonista en un icono.

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidad

3. La película mítica “El Graduado” convirtió al coche del joven Dustin Hoffman, un Alfa Spider, en un objeto de deseo.

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidad4. La truculenta historia de amor entre Carrie y Mr. Big en la serie de culto Sexo en Nueva York recorre las carreteras en coches Mercedes.

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidad

5. Los protagonistas de Men in Black sirvieron a Mercedes para promocionar sus modelos clase E.

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidad

6. James Bond es el rey del product placement de coches, ya sea Ford, BMW o Aston Martin, el Agente 007 es famoso por buscar aventura en impresionantes coches y convertir a éstos en objetos de deseo.

Coches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidadCoches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidadCoches y cine, un tándem de lo más lucrativo para la publicidad

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir