Publicidad

Comienzan en EE.UU. las negociaciones entre anunciantes y TV: ¿Cómo está realmente la situación?

Comienzan en EE.UU. las negociaciones entre anunciantes y TV: ¿Cómo está realmente la situación?Esta semana es una fecha importante para la publicidad y las televisiones. Durante estos días ambos sectores se sentarán para hablar de las ofertas que ofrecen para este año. La publicidad está en manos de estas negociaciones.

Según las estimaciones de Ad Age, “posiblemente tan sólo 40 personas de estas redes, agencias y marcas decidirán cómo gastar este año 9 mil millones de dólares de los 62 mil millones del mercado publicitario de la televisión norteamericana“.

Parece que este año el gasto va a ser mayor que los anteriores. El jefe de la CBS apuesta por un incremento del 7,9%. Otros creen que se gastarán más de 10 mil millones de dólares.

Las televisiones ansían este aumento del gasto, aunque ello suponga una disminución de la audiencia. Goldman Sachs estima que el 17% de la población de edades comprendidas entre los 18 y los 49 años dejó de ver la televisión durante el invierno 2012-2013, según publica The New York Times.

A simple vista esto tiene poco sentido. ¿Por qué los anunciantes pagarían más por menos? Por un lado está la respuesta habitual: oferta-demanda. Pero también hay que tener en cuenta que la televisión sigue teniendo una audiencia masiva, y que ante la cada vez mayor fragmentación de esta audiencia debido a los diferentes lugares en internet y otras plataformas de las que obtener este producto, sigue siendo un lugar seguro en el que noche tras noche hay gente con sus ojos puestos en esa caja visual.

Sin embargo, no todos ven un futuro esperanzador, y creen que esto no va a durar mucho y que la televisión abierta está sufriendo una crisis. “Este año ha sido el punto de inflexión, cuando la televisión realmente se ha venido abajo“, declaraba para The Times Jessica Reif Coeh, analista de medios del Bank of America Merrill Lynch.

Si a todo esto unimos la competición que ha surgido desde la aparición de Aereo (redirige las señales de emisión gratis) y la posibilidad que le da a las usuarios de poder ver la televisión en sus ordenadores o iPads sin tener que pagar por el cable. Pero la competencia no está sólo en Aereo, también en Hulu, YouTube o Netflix, y cientos de alternativas que posibilitan ver la televisión.

Ante este panorama de la disminución de audiencias y de las alternativas ya mencionadas, ¿será esta la última reunión de anunciantes y televisiones en la que se hable de cifras de 10 mil millones de dólares?

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir