líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La Comisión Europea propone nuevas prácticas comerciales prohibidas para frenar el blanqueo ecológico

Marketing y PublicidadUna mano tocando una planta

La Comisión Europea y su cruzada contra el blanqueo ecológico

La Comisión Europea propone nuevas prácticas comerciales prohibidas para frenar el blanqueo ecológico

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

La Comisión Europea ha propuesto que se consideren como desleales y prohibidas nuevas prácticas relacionadas con el blanqueo ecológico.

La Comisión Europea ha anunciado una actualización de las normas de la Unión Europea en lo referido a la transición ecológica. La finalidad de este cambio es que los consumidores, cada vez más concienciados con la necesidad de un consumo sostenible, puedan tomar decisiones informadas y respetuosas con el medio ambiente a la hora de comprar.

De esta manera, podrán saber cuánto tiempo está previsto que dure un producto y, en el caso de que se rompa, cómo podría repararse. Otro de los objetivos es acabar con el «blanqueo ecológico», que quedará prohibido, así como las prácticas que induzcan a error sobre la durabilidad de los artículos.

Las propuestas de la Comisión se van a debatir ahora en el Consejo y en el Parlamento Europeo. Una vez adoptadas e incorporadas a la legislación nacional de los Estados miembros, los consumidores tendrán derecho a vías de recurso en caso de infracción, también a través del procedimiento de recurso colectivo.

La Comisión pone el foco también en las prácticas comerciales desleales. Para ello, ha ampliado la lista de características del producto sobre las que un comerciante no puede engañar en relación al impacto medioambiental o social. Aparte, se añaden nuevas prácticas consideradas engañosas y, por lo tanto, prohibidas.

Algunas de estas son las siguientes:

  • Omitir información sobre las características introducidas para limitar la durabilidad, como puede ser un programa informático que interrumpa o reduzca la funcionalidad del producto al cabo de un período de tiempo determinado.
  • Hacer declaraciones en pos del medio ambiente genéricas, mediante etiquetas como «eco» o «verde», pero que no signifiquen nada.
  • Hacer una declaración medioambiental sobre todo el producto, cuando en realidad solo afecta a un aspecto determinado de este.
  • Exhibir una etiqueta de sostenibilidad voluntaria que no se base en un sistema de verificación por terceros ni haya sido establecida por autoridades públicas.
  • Omitir información sobre la funcionalidad limitada de un producto cuando se utilizan bienes fungibles, piezas de recambio o accesorios no suministrados por el productor original.

Los productores y vendedores tendrían que proporcionar más detalles a los consumidores

La Comisión Europea ha propuesto modificar la directiva sobre los derechos de los consumidores. Esto supone obligar a los comerciantes a proporcionar más información sobre la durabilidad de los productos. Por ejemplo, si el productor de un bien ofrece una garantía de durabilidad superior a dos años, el vendedor debe facilitar este dato al consumidor.

Por otro lado, habrá que brindar información sobre las reparaciones, como la disponibilidad de piezas de recambio o la actualización de software. En cuanto a la forma de comunicarlo, serán los productores y vendedores quienes elijan el método que más les conviene. Puede ser a través del embalaje o en la descripción en la web. En cualquier caso, debe ser antes de la compra y tiene que ir especificado claramente.

Según subraya V?ra Jourová, vicepresidenta de Valores y Transparencia, con esta propuesta quieren dotar a los consumidores de «nuevas y sólidas herramientas que les permitirán tomar decisiones informadas e incrementarán la sostenibilidad de los productos y de nuestra economía».

Por otro lado, el comisario de Justicia, Didier Reynders, apunta a la necesidad de estas medidas para poder alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo. Asimismo, remarca que hay que proteger al consumidor de «las prácticas comerciales desleales que abusan de su interés por comprar de manera ecológica».

Temas

Europa

 

Banco Santander, Zara y El Corte Inglés, en el podio de las 10 marcas españolas más valiosasAnteriorSigueinteAdoptauntio se convierte en adopte: la marca se desmarca del 'fast dating' con este rebranding

Contenido patrocinado